74.6 F
Redwood City
lunes, agosto 2, 2021

En Colombia, jóvenes son asesinados por sus ideales, pero sus sueños no mueren

En Colombia jóvenes son asesinados por sus ideales
«Yor PL», joven de 27 años parte de la «Primera Línea».
Por Pamela Cruz. Península 360 Press [P360]

A casi tres meses de que las protestas y el paro nacional en Colombia iniciara debido a una protesta contra un proyecto de reforma tributaria, cientos de jóvenes manifestantes han sido asesinados presuntamente por la policía y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), sin embargo, sus sueños e ideales siguen ahí, vivos y aunados a los de miles que buscan un país mejor.

Así lo narró «Yor PL», un joven de 27 años parte de la «Primera Línea» conformada por chicos que están al frente preparados para combatir la represión, con la esperanza de que las cosas mejoren para todo Colombia.

En entrevista con Península 360 Press, Yor PL refirió que en las marchas existen diferentes líneas listas para combatir la represión. 

«En pocas palabras, la primera línea son los jóvenes o personas que están para defender la protesta. Porque siempre que hay una protesta social y avanzan las masas, existen las fuerzas del Esmad, que son los antidisturbios. Estas personas están para, según ellos, evitar que se formen disturbios, pero sin necesidad de eso, ellos entran a reprimir para no dejar avanzar las marchas, tal como se vio el 28 de abril en Cali», señaló Yor.

En la segunda línea, hay jóvenes que devuelven gases y cargan piedras de manera defensiva, no como ataque sino como método defensa. Tercera línea, están con los láser y otras maneras de hostigamiento para no ser atacados, además de llevar lácteos ‒leche‒ para evitar la sensación de ardor que generan los gases lacrimógenos.

Al recordar los primeros ataques por parte de las autoridades a los manifestantes, destacó que hubo muchos daños a bienes públicos, causados a partir de la indignación de un pueblo.

«No estoy afirmando que seamos los culpables de todo, pero cuando las masas se alzan muchos que salen con las ganas de dejar su mensaje, muchos salen con aerosoles a escribir letreros como “narcoestado”, “policías asesinos”, “Esmad asesino”, “Duque asesino”, y la causa de todo es el mal gobierno que hemos vivido durante muchos años».

A lo largo de estos meses, Yor asegura que en Colombia se está viviendo una etapa de represión social donde los policías son odiados por muchos de la comunidad.

«Yo soy un joven que, en lo personal, no tiene ganas de atacar a la policía, no tiene ganas de atacar al Esmad. Cuando salgo a primera línea no salgo a combatir, salgo a resistir, resistir esa represión. Soy portador de una voz que lucha por el amor».

Yor dejó en claro que la lucha no se volverá una lucha armada «por nada del mundo», ya que los jóvenes lo único que buscan son oportunidades para cumplir sus sueños y convertirse en empresarios, estudiantes, trabajadores, en padres de familia y en hijos que puedan darles algo a sus padres.

«Nos reprimen porque nos levantamos en contra de procesos como la reforma tributaria, porque luchamos en contra de las violaciones de derechos como las golpizas que les meten a los jóvenes cuando los capturan, golpizas que no solo se hacen durante las protestas, sino durante todos estos años, los policías abusan de su poder. Nos reprimen porque nos levantamos en contra de las reforma de la salud, en contra de la reforma laboral y pensional», subrayó.

El amor es la fuerza de nuestra lucha 

«No estoy aquí por odio. Estoy aquí por amor, por amor a la justicia, por amor a la prosperidad, por amor a los niños, por amor a nuestros sueños: el del poder comprarse una casa, el de poder vivir dignamente, el de poder morir y saber que se le dejó algo a la generaciones que vienen después de nosotros».

Sin embargo, las cosas no han pintado bien en varios sentidos, jóvenes que Yor conoció en primera línea han sido desaparecidos o asesinados. Las autoridades los tachan de guerrilleros, de vándalos, de destructores, situación que ha dividido a la sociedad y puesto a varios en su contra. 

Ojalá todos pudiéramos morir de viejitos y no por una bala

«Me estoy preparando para la muerte», contesta Yor. «Si estoy vivo es por la gracia de Dios, pero muchos compañeros han caído en combate, y que triste saber que a los 27 años de edad o menos los jóvenes estén preparados para morir, y ni siquiera por una muerte natural, sino por una provocada por la fuerzas públicas».

«Si tengo miedo a morir, no puedo describirlo, no puedo responder como tal esa pregunta, pero mi respuesta es: me estoy preparando para cuando me toque. Todos salimos sin saber si vamos a  regresar a nuestras casas. La muerte es inevitable, pero ojalá todos pudiéramos morir de viejitos y no asesinados por una bala».

Resistir por el cambio. La avanzada.

Para Yor PL todos están esperando un cambio, la lucha es por ello. La resistencia es por ello. A pesar de que muchas veces los ánimos han caído, el pensar en un verdadero cambio les llena de energía y motivación para no rendirse y dejar un mejor país a las generaciones futuras. 

Ante la situación, todas las primeras líneas de Colombia preparan una avanzada que saldrá desde los extremos del país, y que buscará recorrer cada pueblo y ciudad a través de sus principales carreteras con el fin de recoger las exigencias de cada lugar y poder llevarlas a la capital, Bogotá, en donde se conjuntan los poderes políticos. 

Sin garantías de seguridad o de que las cosas salgan como ellos las planean, no piensan avanzar la idea ni sus ideales de cambiar al país.

«No tenemos garantes. Nada nos garantiza que nos van a dejar llegar a Bogotá con vida pues el gobierno de acá es genocida y opresor, la verdad son asesinos de primera mano y no les duele matar a personas después de que les den una orden. Entonces no tenemos garantías para hacer esta avanzada ya que podemos ser masacrados en carretera porque nos catalogan de guerrilleros».

Yor está muy consciente de lo que implica el luchar por esos ideales. La situación y las decenas de desaparecidos los han obligado a cubrir sus rostros para no ser uno más de aquellos a los que detienen y nunca más se sabe de ellos o amanece en bolsas a la orilla de la carretera. Buscan no ser un «objetivo militar».

Las primeras líneas esperan que participen alrededor de 5 mil personas en la avanzada, pero a estas alturas y con los peligros inminentes, nada es seguro.

«Sabemos que si no terminamos esta lucha y no logramos hacer justicia, a todos los que somos parte de las protestas nos van a matar y nos van a perseguir, nos van a querer allanar y nos van a querer desaparecer. Somos jóvenes con sueños», reclama entre llanto Yor.

La avanzada tiene la intención de entregar tres peticiones al llegar a Bogotá:

La primera es poder abrir mesas de diálogo con el gobierno nacional para llegar a un acuerdo en donde sean atendidos todos los territorios y localidades de Colombia a través de pliegos de exigencia.

La segunda, es solicitar la renuncia del presidente, Iván Duque, y que se adelanten 3 meses las elecciones.

Y la tercera, llegar a cero impunidad y exigir justicia para los asesinados, en donde todo el peso de la ley caiga sobre aquellos que dieron la orden ejecutar a los cientos de jóvenes que se manifestaron.

Yor, con la voz firme, pide a los organismos y comunidad internacional no abandonarlos y hacer un acompañamiento preciso de las protestas pacíficas. 

A los medios de comunicación internacional a «que se atrevan a seguir entrevistando a las personas que estamos en medio del marco, que puedan hacer una cobertura de la avanzada nacional porque realmente es algo que se quiere hacer, y que se va a hacer, sea con garantes o sin ellos: nos vamos a arriesgar porque aquí ya no tenemos nada que perder».

Yor no se despide sin antes recordarle al pueblo de Colombia que «no se rindan, no dejen de soñar con un país justo, con un cambio social que es necesario, con una vida digna. No dejen de unirse, no tengan miedo pues estamos en el lado correcto».

Este 28 de julio se cumplirán 3 meses de que el movimiento iniciara, y para Yor el final es incierto y sin fecha.

«Yo sigo mi lucha, pero si me hablas de una lucha sociopolítica yo no me veo como político. Yo tengo sueños, yo quiero ser un artista y siempre voy a defender desde el arte y la cultura el tema de la comunidad. Estoy dispuesto a seguir luchando en primera línea hasta el final. ¿Hasta cuándo? Hasta la victoria, ¿Hasta dónde? Hasta la muerte si es necesario».

«Yo soy de los que piensa que con cambiar una mente y un corazón, hice revolución».

Te puede interesar: «FUE LA POLICÍA», clamor de Colombia por los asesinados en manifestaciones

Related Articles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Stay Connected

22,044FansLike
2,885FollowersFollow
18,100SubscribersSubscribe
- Advertisement -spot_img

Latest Articles

Español de México