10 C
Redwood City
lunes, diciembre 5, 2022
spot_img

Elecciones en Brasil: la extrema derecha llegó para quedarse

*Con un fuerte discurso de odio, Bolsonaro ganó un lugar en la segunda vuelta apoyado por una mayoría conservadora en el Congreso

Por Fernando Cruz

La extrema derecha brasileña vino para quedarse. Sin ser previsto por las encuestas, el presidente Jair Bolsonaro ‒PL‒ mostró fortaleza más allá del pequeño territorio donde suele conversar con sus simpatizantes. Con el 43.20 por ciento de los votos válidos contra el 48.43 por ciento de Luiz Inácio Lula da Silva ‒PT‒, Bolsonaro no sólo garantizó su participación en la segunda vuelta, sino que también formó una bancada feroz en el Congreso. Su partido, el PL, obtuvo el mayor número de aspirantes electo, con 99 en la cámara y 14 asientos en el Senado. 

No es poca cosa considerando todos los estragos que causó en el país. Preso de una amnesia repentina, el electorado brasileño eligió ex ministros de Bolsonaro que fueron un completo desastre en su gobierno. 

Los ejemplos: Eduardo Pazuello, el general que ocupó el Ministerio de Salud, fue el segundo más votado en el estado de Río de Janeiro como diputado federal. Durante su permanencia en el cargo el número de muertes por COVID-19 aumentó casi 18 veces en el país, es decir, de 15.6 mil a 280 mil muertos. 

El ex ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, responsable de facilitar la deforestación y la minería ilegal en la Amazonía también fue electo diputado federal en Sao Paulo. 

La ex ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, Damares Alves, fue electa senadora por el Distrito Federal por una arrolladora mayoría de votos. 

Por todo esto y por la posibilidad de nuevas alianzas en la región Sudeste, Bolsonaro llega vitaminado a la segunda vuelta, volviendo la tarea de Lula de derrotar a la extrema derecha mucho más complicada. Su aliado, el candidato al gobierno de Sao Paulo por el PT, Fernando Haddad, terminó la primera vuelta en segundo lugar detrás de Tarcísio de Freitas. El resultado sorprendió hasta al equipo contrario, que preveía un empate técnico o una victoria por una pequeña diferencia. 

São Paulo es el estado más rico del país y el hecho de que Haddad haya quedado casi 7 puntos por abajo de Freitas ‒42.3 por ciento contra 35.7 por ciento de Haddad‒ es una señal preocupante para Lula. El ex presidente sabe que necesita aumentar los votos en el estado para no sólo lograr la victoria de su candidato, sino también fortalecer su propia candidatura. Pero Sao Paulo nunca fue gobernado por la izquierda de Lula y, en un país polarizado como lo es Brasil en 2022, esa posibilidad parece remota, aunque no imposible. 

Lula tuvo más de seis millones de votos por encima de Bolsonaro y estuvo muy cerca de resolver la elección en la primera vuelta. Necesitaba un poco más de 1.5 por ciento de los votos válidos. Pero ahora el juego comienza de cero y se enfrentará al desafío de ampliar sus alianzas con candidatos perdedores como Simon e Tebet ‒MadB‒ y Ciro Gomes ‒PDT‒. 

Para obtener más votos, deberá mantener el debate de campaña en el área económica, denunciando la crisis con las altas tasas de hambre ‒33 millones‒ y el desempleo ‒más de 10 millones de desempleados‒ para convencer a los votantes de que Bolsonaro realmente representa todo el mal que el mundo ve en él.  Para mantener la economía popular en el centro del debate, Lula deberá remover el falso discurso de moralidad «para la familia» de Bolsonaro y sus aliados.

La campaña en el horizonte será dura y el riesgo de casos de violencia política, posiblemente mortales, será aún mayor. Bolsonaro y sus seguidores se verán fortalecidos por la votación al actual presidente y seguirán atacando instituciones como el Tribunal Superior Electoral y las encuestas de opinión. Por otro lado, la red clandestina de «fake news» seguirá difundiendo las noticias falsas más absurdas sobre diversos temas, siempre con el objetivo de dañar la imagen de Lula y sus aliados.

Esta nota se realizó con el apoyo de la organización Global Exchange en colaboración con Península 360 Press.

Sobre mí: Soy Fernando Cruz. He sido periodista durante 25 años. He escrito sobre todo para periódicos locales y nacionales, cubriendo temas de política y economía. También he trabajado para el gobierno y para organizaciones como las Naciones Unidas (FAO).

Te puede interesar: Brasil: Partido Libre consigue la bancada más grande en el Congreso

Español de México