9.7 C
Redwood City
viernes, febrero 23, 2024
spot_img

Ser o no ser: español, espanglish, inglés, jóvenes latinos en EE. UU. se enfrentan a otro bullying

Por Pamela Cruz y Marvin Bámaca. Península 360 Press.

“Ser o no ser, esa es la cuestión”, es la primera línea del tercer acto de un soliloquio de la obra de William Shakespeare, Hamlet (escrita alrededor de 1600). Sin embargo, aplica perfectamente a personas latino-estadounidenses que se enfrentan a discriminación y bullying por no hablar (o hacerlo mal) el español, idioma principal de la comunidad hispana en EE. UU. 

De acuerdo con un estudio del Pew Research Center, si bien la mayoría de los latinos estadounidenses hablan español, cerca de la mitad (54 por ciento) de los que no lo hacen, han sido avergonzados o sufrido bullying por otros hispanos debido a que no dominan el idioma.

El estudio revela que, de acuerdo con personas latinas, algunos hispanos hacen bromas sobre quienes no hablan español, y que cuatro de cada 10 adultos hispanos dicen que escuchan a otros hacer bromas, muy a menudo o con mucha frecuencia, sobre aquellos que no hablan español o no lo hablan bien.

De los 7 mil 647 adultos estadounidenses, incluidos 3 mil 029 hispanos, encuestados para este análisis, el 75 por ciento dijo que puede mantener una conversación en español “bastante bien o muy bien”. Mientras que la mayoría de los latinos (85 por ciento) señaló que hablar español es, al menos, algo importante para las futuras generaciones de latinos en Estados Unidos.

Al mismo tiempo, precisó que 78 por ciento de los hispanos estadounidenses manifestaron que no es necesario hablar español para ser considerados hispanos.

Si bien la mayoría de los latinos estadounidenses hablan español, hay algunos que no. El 24 por ciento de todos los adultos latinos encuestados, detallaron que solo pueden mantener una conversación en español “poco o nada”. 

En tanto que, entre los latinos de tercera o superior generación, una proporción mucho mayor no son hispanohablantes: cerca de dos tercios (65 por ciento) dicen que no pueden mantener bien una conversación en español.

Ser o no ser: español, espanglish, inglés, jóvenes latino-estadounidenses se enfrentan a otro bullying
Ofelia Bello, estadounidense y residente de East Palo Alto desde hace 31 años. “Para mí, todavía sigue siendo importante comunicarnos y hablar español, poderme comunicar con mi familia que vive en México. Esas son mis raíces”.

Ofelia Bello, de 31 años, nacida en Estados Unidos, y quien reside en East Palo Alto, dijo haber sentido discriminación y bullying cuando comenzó a trabajar en esa misma ciudad. Y es que, si bien en casa siempre escuchó y habló en español, el haber estudiado desde siempre en inglés, hizo que se le dificultara un poco el diálogo profesional al momento de atender a un hispanohablante.

“Definitivamente ha pasado (discriminación y/o bullying) donde digo algo mal, especialmente en mis primeros años, cuando comencé a trabajar en East Palo Alto y empezaba a tratar de comunicarme, dar presentaciones o entrevistar a alguien, como conversaciones más largas en español”, contó Ofelia a Península 360 Press.

“Pero, en una que otra ocasión sí he tenido personas que me dicen, ‘oye ¿dijiste esto mal?’ o hay un poco de risa. Para mí son cosas leves, no las tomo como cosas muy pesadas, porque, por supuesto, uno se siente mal un poco. A veces me pregunto cómo haría si no tuviera tan alta autoestima y confianza en mi trabajo, en mí misma, esto quizá me afectaría más”.

En ese sentido, Ofelia contó que lo más común es que la corrijan, acción que no toma a mal, pues le gusta aprender.

“Yo aprecio esos momentos cuando me corrigen o dicen: ‘oye, esas son las palabras que te inventas’. Pero, en mi experiencia, pasa más eso que escuchar burlas o, qué sé yo, quizás lo hacen detrás de mis espaldas, pero no le doy importancia”, contó.

El español hace que Ofelia se sienta más cercana a su cultura. “Es un privilegio poder entender las historias que nos cuentan las personas de la tercera edad que únicamente hablan español. Para mí, se siente muy bonito poder entender y comunicar, no solo entender, sino también hablar con las personas. Tengo sobrinas y sobrinos que entienden español, pero no lo pueden hablar, entonces es como otro nivel diferente”.

Para Laura Rubio, originaria de Maravatío, Michoacán, México, y quien lleva 22 años de residir en East Palo Alto, el idioma español es la conexión con “su gente”, sin embargo, es necesario aprender inglés.

Ser o no ser: español, espanglish, inglés, jóvenes latino-estadounidenses se enfrentan a otro bullying
Laura Rubio nació en Maravatío, Michoacán, México, y lleva viviendo en East Palo Alto 22 años. “El español para mí es hablar el mismo lenguaje con las personas más cercanas a mí, ya sea mi familia, amigos o en el trabajo. Me da un poquito más de seguridad porque vas a entender perfectamente lo que te están diciendo”.

“Definitivamente el idioma que más domino es el español. Me conecta más con algunos miembros de la comunidad. Pero estando en este país, sí se ve la necesidad de estudiar un poco para aprender inglés, porque es muy importante tener un contacto con las demás personas que no hablan tu mismo lenguaje”. 

Laura ha sufrido discriminación por parte de otros latinos que la rodean y que no comprenden que no domina o entiende bien el inglés.

“Definitivamente yo me he sentido discriminada, porque me hacen a un lado o en ocasiones ni me preguntan, eso me parece una falta de educación. Por ejemplo, cuando hay personas que hablan completamente español y tú estás ahí y toda la conversación la hacen en inglés, eso me hace también sentirme discriminada o me hace sentir mal, desconectada con ellos”.

“Por eso en los entornos donde yo estoy, si yo hablo español y las demás personas hablan español, les pido o les sugiero que hablen español para evitar malos entendidos y sentirme definitivamente más conectada con ellos. Pero en varias ocasiones me he sentido segregada y discriminada, por no hablar el inglés, la verdad que sí”, dijo Laura, precisando que vive constantemente este tipo de situaciones en espacios como edificios gubernamentales u hospitales grandes.

Sin embargo, contó a Península 360 Press, ser o sentirse latino va mucho más allá del español.

“No tienes que dominar perfectamente el español para sentirte latino, por ejemplo, las segundas generaciones en ocasiones no lo hablan perfectamente o lo hablan con otros modismos, como el ‘spanglish’, y eso no quiere decir que no se identifican como latinos. Sin embargo, desafortunadamente, muchos de nosotros ya no les inculcamos las palabras a nuestros hijos para hablar correctamente el español y empiezan a utilizar esos modismos que también se van heredando y al final se hacen cambios en nuestro lenguaje”.

Cabe destacar que, el uso del “spanglish”, una variedad lingüística que mezcla el español y el inglés, y que hace alternancias entre ambos idiomas, está muy extendido entre los hispanos estadounidenses, pues 63 por ciento afirma hablarlo, al menos algunas veces.

El estudio del Pew Research Center destaca que la identidad hispana personal está relacionada con las opiniones sobre el español.

En ese sentido, apunta que los hispanos estadounidenses que consideran que su identidad hispana es extremadamente o muy importante para la forma en que piensan sobre sí mismos, son más propensos que otros hispanos a decir que es importante que las generaciones futuras hablen español. 

De acuerdo con The Hispanic Council, actualmente, la población de origen hispano abarca en torno al 20 por ciento del total, y para 2060, 27.5 por ciento de la población estadounidense será de origen hispano. 

Cifras del Instituto Cervantes precisan que, en menos de cuatro décadas, Estados Unidos será el segundo país del mundo con mayor número de hispanohablantes, tan sólo por detrás de México.

Identidad latina

El análisis de Pew Research Center puntualiza que la identidad latina en Estados Unidos puede verse determinada por muchos factores. Uno de ellos, es hablar español, ya que algunos latinos lo utilizan para distinguir quién es latino de quién no. Sin embargo, la mayoría de los adultos latinos (78 por ciento) dice que no es necesario hablar español para ser considerado latino, mientras que el 21 por ciento dice que sí lo es.

Y es que, si bien una fuerte mayoría entre los principales subgrupos demográficos latinos dice que no es necesario hablar español para ser considerado latino, existen algunas diferencias notables en las opiniones.

Las cifras mostraron que, los inmigrantes latinos son menos propensos que los latinos nacidos en Estados Unidos a decir que hablar español no es necesario para ser considerados latinos: 70 por ciento frente a 87 por ciento.

En ese sentido, destaca que los hispanos que dominan el español (34 por ciento) son más propensos a ser bilingües (22 por ciento) y los hispanos que dominan el inglés (6 por ciento) a decir que hablar español es necesario para que una persona sea considerada hispana.

Ser o no ser: español, espanglish, inglés, jóvenes latino-estadounidenses se enfrentan a otro bullying
Alejandra Osorio es originaria de Puebla, México, residente de East Palo Alto. “Personas latinas me han hecho sentir discriminada por hablar español. Pero, creo que en lo cultural, aquí está muy reforzado las raíces de ser latino”.

Alejandra Osorio, otra residente de East Palo Alto, considera su identidad muy abrazada por su comunidad, una que ha procurado mantener tradiciones y apoyo para que se conserve su latinidad.

“Creo que en lo cultural aquí está muy reforzado las raíces de ser latino, porque hay mucho apoyo en la comunidad para celebrar o para no dejar pasar esas fechas importantes como latinos”.

Para Salvador Magaña, quien nació en Michoacán, México, y vivió 15 años en Redwood City y dos en East Palo Alto, tener perfecto dominio del español y el inglés es indispensable. 

Ser o no ser: español, espanglish, inglés, jóvenes latino-estadounidenses se enfrentan a otro bullying
Salvador Magaña, originario de Apatzingán, Michoacán, México. Tras 15 años de vivir en Redwood City y 2 en East Palo Alto, considera que dominar los idiomas español e inglés para tener más oportunidades en EE. UU. y sobresalir.

“Me gusta que mis hijas, las cuales tengo cinco, aprendan los dos idiomas, tanto el inglés para poder vivir en este país, pero también sé que es importante que sepan hablar español, entenderlo y escribirlo, lo cual lo hacen muy bien, de esa forma tienen más oportunidades para poder sobresalir”, expresó.

La comunidad hispana no es homogénea, como tampoco lo es su relación con el español. El inglés es el idioma más extendido en todo el territorio estadounidense. No obstante, más de 7 de cada 10 hispanos utilizan el español para comunicarse en el entorno familiar. Esto demuestra que el español es una lengua viva, que los hispanos emplean por sus vínculos culturales y por su proyección profesional.

Además, el español es la lengua extranjera más estudiada en Estados Unidos, con más de 8 millones de alumnos. 9 de cada 10 centros de Estados Unidos ofrecen a sus alumnos la posibilidad de estudiar español. Es una oportunidad única tanto para las familias hispanohablantes que quieren preservar el uso del español como para todo aquel estudiante que quiera dominar una segunda lengua, de acuerdo con The Hispanic Council.

La organización precisa que 26 por ciento del total de hispanohablantes en Estados Unidos se encuentra en California, rozando el 40 por ciento del total, únicamente superado por Nuevo México, en donde la comunidad de origen hispano representa casi la mitad del total de la población.

Te puede interesar: Migración y mente: la sabiduría de Sofía

Península 360 Press
Península 360 Presshttps://peninsula360press.com
Estudio de comunicación digital transcultural
en_US