Cristian Carlos.

De acuerdo con Fondo Mundial para la Naturaleza –WWF, por sus siglas en inglés–, el cambio climático «es atribuido directa o indirectamente a las actividades humanas que altera la composición global de la atmósfera y a la variabilidad climática que ha sido comparada con otros periodos de tiempo».

En los últimos años, la temperatura del Planeta Tierra se ha incrementado significativamente, este comportamiento en el calentamiento de la biosfera ha ocasionado inundaciones, temporadas alargadas de tormentas y huracanes, terremotos, y el deshielo de los polos.

Por ello, Ethnic Media Services ofreció su espacio para dar voz a especialistas a favor de la existencia del fenómeno de cambio climático que el expresidente Donald Trump se encargó de negar durante su presidencia.

Ramón Cruz, presidente de la Junta Directiva Nacional del Sierra Club, comenzó la discusión poniendo en la mesa el tema de la agenda del gobierno estadounidense en materia de medioambiente: «El 85% de las personas están resintiendo los efectos del cambio climático», señaló.

Además, Cruz comentó que el papel de la ciencia es crucial para tomar decisiones y gestionar los recursos a favor del medio ambiente, por ello, hizo un llamado a los gobiernos a hacer caso a científicos ambientalistas que están alertando sobre los efectos nocivos que atentan contra el planeta. «El esfuerzo y el dinero destinado para detener los efectos del cambio climático no se están viendo presentes en diferentes países», sentenció.

Lamentó que los multimillonarios estén «escapando hacia otros planetas», como Elon Musk, director general de SpaceX y Tesla Motors que utilizan sus recursos alejados de las consecuencias para el medio ambiente.

Para Alex de Sherbinin, director asociado de Aplicaciones Científicas y científico investigador sénior en el Centro de Información Internacional de Ciencias de la Tierra de la Escuela del Clima de la Universidad de Columbia, señaló que las consecuencias del cambio climático incluye el aumento de los desastres naturales que se traducen, en última instancia, en migración.

De Sherbinin comentó que entre los peligros medioambientales y una «vulnerabilidad social» pone en riesgo a la población al obligarla a movilizarse de un sitio diferente a sus lugares de origen como el desplazamiento, y la migración circular o permanente. «La migración es una respuesta sistémica para lidiar con problemas como el cambio climático», señaló De Sherbinin y añadió: «Los científicos están de acuerdo conque el cambio ambiental ha contribuido a la migración de la población en una época pasada y que es muy probable que este fenómeno vuelva a ocurrir en el futuro».

Dana Johnson, directora sénior de Estrategia y Política Federal de WE ACT para la Justicia Ambiental, señaló que WE ACT es la primera organización de personas afrodescendientes para acabar con lo que llamó «racismo ambiental» que tiene su origen en Nueva York y que tiene presencia permanente en Washington D.C.

Johnson señaló que el objetivo que busca WE ACT es que la población afrodescendiente y de bajos ingresos «tenga la oportunidad de participar significativamente» en las decisiones que se toman en sus comunidades. En ese sentido, se busca «justicia ambiental», vigilando que los dueños de negocios y empresas estén al tanto de los efectos adversos que causan a sus alrededores, concretamente al medioambiente y si perpetúa el esquema de desigualdad económica en sus comunidades; con ello, dijo, se busca terminar con la dependencia de combustibles fósiles y que, en realidad, hay «soluciones falsas» como la captación de carbono y el uso de biomasa y que sólo creará inestabilidad económica e retrasará la eliminación del uso de combustibles fósiles.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here