58.9 F
Redwood City
miércoles, febrero 8, 2023

Un salvador de deprimidos y atemorizados, así se presentó Donald Trump ante votantes blancos: socióloga

Pamela Cruz. Península 360 Press.

De acuerdo con encuestas de salida en las pasadas elecciones de EE.UU., tres de cada cinco votantes blancos, dieron su voto al republicano Donald Trump para que pudiera permanecer cuatro años más al frente del país, lo que significó un ligero aumento en comparación con los comicios de 2016, pero, ¿qué los hizo tomar tal decisión?

Manuel Ortiz Escámez

Para la profesora emérita en sociología de la Universidad de California en Berkeley, Arlie Russell Hochschild, quien a lo largo de varios años de estudio a aquellos que apoyan el «Tea Party» – movimiento político estadounidense de derecha centrado en el conservadurismo– al cual pertenece Trump, el voto hacia el republicano es de carácter más visceral que racionado. 

Y es que, si bien el demócrata Joe Biden ganó, las elecciones fueron muy reñidas, pues Donald Trump contó con más de 74 millones de votos, lo que representó el 46.91 por ciento del total de los sufragios.

La también autora de varios libros, entre éstos «Extraños en su propia tierra: Ira y Duelo en la Derecha Estadounidense», destacó que existe el Efecto Trump, el cual ha consistido en dividir a la sociedad, ha funcionado.

Por una parte, el republicano les hace sentir a un grupo de sus votantes blancos, que son lo mejor, que otras comunidades han tratado de apropiarse de trabajos, espacios y oportunidades que no merecen.

Mientras que, por otra parte, funge el papel de un mártir o, incluso, del «Salvador» que sufre por su pueblo, el cual entiende todos los problemas y busca salvarlos de situaciones malas.

«Donald Trump tiene una manera de insinuar, de hacer como que él es un paradigma dominante de los cristianos evangélicos y hace pensar que el Salvador está a punto de llegar… él hace pensar que se está sufriendo, escúchenlo cuando dice –estoy sufriendo por ti–, para los oídos de un cristiano eso es un –¿quién sufre por mí?– Cristo».

En ese sentido, apuntó que para los demócratas, la imagen del partidario de Trump aquel al que se le podría describir con el término en inglés «sitting pretty» –Estar en una buena posición, normalmente porque se tiene mucho dinero–, esos que llevan una gorra roja con las siglas de MAGA –Haz Grande a América de Nuevo– y que vitorean cada palabra del republicano, sin embargo, dijo, esa imagen de «sitting pretty» describe a muy pocos.

Otra imagen que se tiene del seguidor del actual presidente de EE.UU, es la del guardián rico, ejemplo de ellos es la familia McCloskey, una pareja de abogados quienes apuntaron con armas a manifestantes de una marcha antirracista, desde el patio frontal de su casa en St. Louis, Misuri, explicó la especialista durante el panel virtual «La brecha en la carrera de las elecciones de 2020: Por qué los votantes blancos, incluidas las mujeres, apoyaron a Trump», realizada por Ethnic Media Services. 

Y en tercer lugar, aquellos votantes blancos, con educación universitaria y cristianos, que se sienten parte de un grupo minoritario, «se que es difícil de decir, pero ellos mismos se sienten como una especie de grupo minoritario, y creen que la vida está contra ellos, su imagen de la realidad es lo que ven no solo en Fox News, sino también CNN o NBC», refirió.

«Y lo que ellos piensan es: –ohhh mira a toda esa gente de color que son presentadores de noticias y de clima, ya no hay más gente blanca. Ven a estrellas del baloncesto y de fútbol que son de color y multimillonarios, así como con ofertas para publicidad…son multimillonarios, Dios, esos negros están saliendo adelante», agregó.

Y no es que tomaran cursos étnicos en la universidad, sino que simplemente se basan en lo que ven en los medios de comunicación, «esa es la impresión que tienen».

De igual manera, explicó que no todos, pero varios de estos seguidores de Trump se sienten relegados, pues consideran que otras comunidades étnicas van en crecimiento, mientras que la de ellos va en declive.

Recordó que en el caso de la comunidad afroamericana, los ingresos en los hogares no han aumentado en los últimos 30 años, mientras que para los latinos, la situación no ha sido más fácil pues muchos de ellos han perdido sus trabajos.

En ese sentido, apuntó que hay muchos trabajos que los latinos hacen, los cuales no compiten con aquellos que hacen los blancos.

Ante ello y esa idea de desplazamiento, precisó que esta gente al estar deprimida, buscan culpar a alguien. «No están enojados, están deprimidos, de hecho, están aterrados, y de alguna manera esa depresión se convierte en miedo».

Hochschild refirió que en diversos lugares del país, el partido demócrata no tiene rostro, por lo que consideran que nadie ha extendido una mano por ellos, hay una invisibilidad.

Agregó que el apoyo hacia Trump por parte de mujeres blancas con estudios universitarios, no es tan fuerte como el de sus familiares varones, sin embargo, el tema del derecho a la vida ha sido un gran factor para que estás tengan un voto más conservador.

En el caso de los «proud boys» o chicos orgullosos, dijo, son nacionalistas blancos que muchas veces tienen historias detrás que tienen que ver con alcoholismo, drogadicción y sociopatía, y que en Trump, ven una figura que realmente los entiende y escucha, «eso es muy poderoso».

Por su parte, Mindy Romero, directora del Centro para la Democracia Inclusiva, refirió que al haber casi un 50 por ciento de los votantes que no entienden como es que Donald Trump obtuvo tantos votos, se usa el juego de culpar.

«Todo esto se basa en entender bastante mal a la comunidad latina y otros grupos… las expectativas siempre se basan en términos no realistas de que esperar acerca de los grupos no representados históricamente», señaló.

Y es que, puntualizó, soló el 67 por ciento de los votantes elegibles emitió su sufragio el pasado 3 de noviembre, mientras que el 33 por ciento, muchos de ellos de comunidades diferentes a la blanca, no votaron.

En ese sentido, precisó que es incorrecto creer que la mitad del país está con el republicano, cuando solo votó por él un 31 por ciento de los votantes.

En el caso de California, explicó que 47 por ciento de los votantes blancos optaron por Trump, muy similar a lo ocurrido en las votaciones de 2016. 

Sin embargo, las brechas entre la participación de los votantes blancos y aquellos de las minorías son muy amplias.

En estas elecciones «los votantes no representaron a la gente. Los blancos están sobre representados en todos los estados, pero los que no votan tienen otras diferencias y eso ni siquiera se nota en las encuestas».

Pamela Cruz
Pamela Cruz
Jefa de Redacción de Península 360 Press. Comunicóloga de profesión, pero periodista y escritora por convicción, con más de 10 años de experiencia en medios. Especializada en periodismo médico y científico por Harvard y ganadora de la beca International Visitors Leadership Program del gobierno de EE. UU.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,011FollowersFollow
316FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US