81.8 F
Redwood City
sábado, junio 22, 2024
spot_img

Affirmative Action: una política necesaria para la diversidad en la educación

La comunidad educativa en EE. UU. se encuentra preocupada ante la posibilidad de la eliminación de las políticas Affirmative Action, las cuales aseguran que exista una diversidad cultural en las escuelas y universidades, por lo que comunidades históricamente subrepresentadas podrían perder oportunidades valiosas en su desarrollo de aprendizaje y, por lo tanto, afectar su futuro.

En el ámbito educativo, el término «Affirmative Action» es un conjunto de políticas aplicadas en las escuelas que consideran las diferencias entre los grupos étnicos como la característica principal para su admisión, inclusión en programas y la consideración de su desempeño de acuerdo al grupo social al que pertenece, pues cada uno tiene capacidades y limitantes propias, por lo que resulta imposible generalizar la educación.

Durante una conferencia de prensa organizada por Ethnic Media Services, un grupo de especialistas en el tema, abordó los riesgos a los que se podrían enfrentar miles jóvenes en su futuro educativo, en especial en las admisiones universitarias en la Universidad de Harvard y la Universidad de Carolina del Norte sin esta Affirmative Action.

Para Lisa Holder, presidenta de la organización sin fines de lucro Equal Justice Society ‒EJS‒ es preocupante que se elimine la política Affirmative Action al poner en riesgo la educación y las oportunidades de los estudiantes, sin pensar en los daños sociales que podrían ocasionarse, tal es el caso de lo que actualmente sucede en California.

«Hemos visto que los niños de color no tienen el mismo acceso a las oportunidades. Nuestras universidades públicas en el estado de California ahora son menos diversas y varias generaciones de estudiantes universitarios perdieron esos beneficios que ofrece la educación superior», subrayó. 

Ante ello, Holder, quien tiene una amplia trayectoria como abogada, hizo un llamado a la comunidad educativa y a la sociedad en general para considerar todas las posibilidades y no solo depender de la política Affirmative Action, sino a crear y analizar nuevas medidas de inclusión educativa.

En ese sentido, Thomas A. Saenz, presidente y consejero general de Mexican American Legal Defense and Educational Fund ‒Fondo Educativo y de Defensa Legal México-Estadounidense‒ señaló que no se debe depender únicamente de las decisiones de los tribunales, «al final las personas toman sus propias decisiones y debemos todos buscar otras medidas que generen oportunidades de inclusión».

El también abogado, invitó a prepararse para las malas interpretaciones al eliminar la Affirmative Action, pues dijo, «no se debe llevar al extremo, ni dejar que afecte otros ámbitos de la sociedad».

En su oportunidad, John C. Yang, presidente y director ejecutivo de Asian Americans Advancing Justice, organización de ayuda legal y derechos civiles sin fines de lucro, mostró su preocupación ante la eliminación de Affirmative Action y las afectaciones que tendría la comunidad asiático-americana por ello.

«Nuestro futuro depende de la equidad racial y la diversidad en la educación terciaria para poder tener una democracia multirracial que sea exitosa. Si esta decisión, estos límites, está política se aplica ‒eliminacion de Affirmative Action‒, vamos a sufrir todos, específicamente las personas asiático-estadounidenses».

Yang refirió que «la educación no puede retroceder». Ejemplo de ello, dijo, es que la Universidad de Harvard se vería altamente afectada en términos de diversidad racial, con una disminución de 14 a 6 por ciento entre los estudiantes afrodescendientes, mientras que en los latinos bajaría de 14 a 9 por ciento.

Por su parte, Michele Siqueiros, presidenta de The Campaign for College Opportunity, explica que los estudiantes pierden el interés en la educación cuando medidas como la eliminación de Affirmative Action se aplican, por lo que es necesario apoyar la diversidad racial en favor de la educación.

«Es un valor universal y nosotros vamos a seguir abogando por la inclusión en la educación superior sin importar la decisión de la Corte Suprema, y vamos a asegurarnos para que esto no sea una justificación para que las universidades retornen a una era de segregación y exclusión que le nieguen la entrada a asiático-americanos, afrodescendientes y latinos», puntualizó.

Si bien Affirmative Action ha generado muchos logros y beneficios, no se debe suponer que esta medida es la única, agregó Siqueiros. 

Por eso, puntualizó, es importante aprender de lo que ha sucedido en California, donde muchos estudiantes decidieron no aplicar para la admisión en las escuelas, pues fue interpretada la política Affirmative Action de una manera muy conservadora que limitó la libertad.

Finalmente, los especialistas hablaron de como los exámenes de admisión son aplicados e interpretados, «como simples números», sin considerar el rendimiento académico, el potencial del estudiante o su desempeño durante años, «no se puede solo generalizar». 

«Nos reducen a un número, un número en una prueba estandarizada que no tiene nada que ver con nuestro carácter, con nuestra inteligencia, no tiene nada que ver con nuestros méritos. El carácter es lo que te forma como una persona», aseguró Thomas A. Saenz.

Como conclusión, los especialistas coincidieron que es necesario ver a los estudiantes más allá de una cifra o número de matrícula estudiantil, pues cada uno merece la oportunidad de aprender, estudiar y desarrollarse como un profesional.

Te puede interesar: Preocupa a gobierno federal repercusión de redes sociales en salud mental de niños y adolescentes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,114FollowersFollow
607FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US