52.8 F
Redwood City
jueves, abril 25, 2024
spot_img

“El Rey de las Empanadas”, un pedacito de Argentina en Redwood City

The Empanadas King
The Empanadas King, un restaurant y bar al que llegan el fin de semana muchos argentinos de la ciudad, latinoamericanos, estadounidenses y gente de otros países, en busca de empanadas, pero también de asado argentino, mate y facturas.

 

Por Raúl Ayrala.

Primero su nombre era El Empanadero, pero después se coronó como El Rey de las Empanadas, The Empanadas King

Julio Kluss nació en Buenos Aires, y hace veinte años que emigró a Estados Unidos. Hoy tiene una fábrica de empanadas argentinas y de otros países, aquí en Redwood City, en la calle Spring, entre talleres e industrias. 

En el mismo lugar instaló, después de la pandemia, un restaurant y bar al que llegan el fin de semana muchos argentinos de la ciudad, latinoamericanos, estadounidenses y gente de otros países, en busca de empanadas, pero también de asado argentino, mate y facturas. 

Las facturas son panes dulces argentinos o pastries, ideales para el desayuno o la merienda. 

El lugar está decorado con pósters de Argentina, camisetas de fútbol y de básquet, íconos de la historieta gráfica rioplatense, y un gran televisor para los juegos de la selección y de River Plate, el equipo de los amores de Julio. 

¿Qué tiene que aprender un inmigrante -en especial, un inmigrante argentino- de la idiosincrasia de este país? Julio admite que, mucho.

“Duro el trabajo, porque todo lo que tengo hoy, mi fábrica, todo de cero, es decir peso a peso con bastante sacrificio, pero con el tiempo fui entendiendo y me fui adaptando, y me fui educando realmente a lo que es USA, a respetar un país, porque es como que vos te venís a vivir a mi casa y mañana me querés pintar mi casa de otro color y querés poner tu música, pero es mi casa, entonces es el error de nosotros de no adaptarnos, no te digo que pierdas tu costumbre de tomar mate”, dijo Kluss.

El nacido en Argentina, cuyo apellido es polaco, pero es de raíces uruguayas y alemanas, refirió que, a sus 54 años, no se arrepiente de nada.

“Tengo 54 años, soy y crecí tarde, pero no me arrepiento, a pesar de todo me siento muy feliz, un inmigrante, y haber llegado a un lugar y estar bien y aprender a respetar y poder crecer y lograrlo y tratar de mantenerte ahí, yo pienso que la parte más importante”.

Para conocer al Rey, saborear unas empanadas argentinas, chilenas o bolivianas, o unas carnes al estilo argentino y pasar un día de nostalgia y camaradería, Julio Kluss “The Empanada King” está en el 2992 de la calle King en Redwood City, de lunes a Viernes para el lunch o los sábados y domingos de 9 de la mañana a las 10 de la noche.

Te puede interesar: Daniel, su comida internacional y el orgullo de ser mexicano

Península 360 Press
Península 360 Presshttps://peninsula360press.com
Estudio de comunicación digital transcultural

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,114FollowersFollow
607FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US