12.1 C
Redwood City
miércoles, febrero 8, 2023
spot_img

El barrio de Centennial pierde un árbol centenario

«Creo que nunca veré
Un poema tan hermoso como un árbol.»
Árboles, de Joyce Kilmer

Se está talando un árbol centenario en una propiedad privada de la calle A, en el barrio de Centennial, en Redwood City.

«Los dueños de la propiedad vecina a la mía —que alquilan la casa— están talando la secuoya gigante que se extiende a ambos lados de nuestros patios traseros. Da sombra a toda la manzana y es muy viejo. Estoy destrozada», explicó Jessica Shade a Península 360.

El barrio de Centennial pierde un árbol centenario.
Foto: Lectores de P360

Las calles alfabéticas de Redwood City tienen muy pocos árboles y, como el resto de la costa, se han visto muy afectadas por el cambio climático. Los árboles representan importantes valores públicos y privados en una comunidad. Un árbol tarda muchos años en crecer y sólo unos minutos en talarse.

«La ciudad nunca quiere talar árboles», dijo Jaime Pérez, del departamento de Obras Públicas de Redwood City, a través de una llamada telefónica con Península 360 «es realmente un último recurso para nosotros. En este caso, el árbol estaba dañando la estructura de la casa, las tuberías de agua y las alcantarillas. Si se produjera un terremoto, el árbol podría causar graves daños, y la propiedad quedaría al descubierto, y la gente podría quedarse sin hogar», continuó Pérez.

Foto: Lectores de P360

«El ayuntamiento no se puso en contacto con nosotros para pedirnos el permiso de tala, a pesar de que el árbol está parcialmente en nuestra propiedad. Nos pilló por sorpresa», añadió Shade.

¿A quién pertenece un árbol? ¿Dónde empiezan las raíces o dónde acaban? ¿Pertenece a quien lo plantó? ¿Y si el árbol estaba ahí antes de que nadie llegara a él: antes de que se convirtiera en propiedad privada?

El dilema también reside en la privatización del aire que respiramos. Este tocón de ahora liberó a la atmósfera enormes cantidades de CO2 en el instante en que dejó de ser un árbol. CO2 con el que todos debemos lidiar colectivamente. Cuando la concentración de dióxido de carbono aumenta, también lo hace la temperatura; por eso hace años que se habla del Co2 en referencia al cambio climático.

Foto: Lectores de P360

Cada vez hay más pruebas de que plantar árboles es una de las mejores formas de hacer frente al cambio climático. Absorben contaminantes y gases nocivos como el dióxido de carbono, el monóxido de carbono, el dióxido de azufre y el dióxido de nitrógeno a través de sus hojas y corteza mediante la fotosíntesis, que se libera en forma de oxígeno limpio. Las secuoyas, en particular, se cuentan entre los árboles más grandes del mundo, descendientes de los bosques por los que deambulaban los dinosaurios; por eso se las llama árboles patrimoniales.

Los efectos del cambio climático se dejan sentir en toda California. No sólo sufrimos graves sequías, sino también peligrosas inundaciones. Los árboles también desempeñan un papel muy relevante en el ahorro de agua y la prevención de su contaminación, así como en la captación del agua de lluvia y la reducción del riesgo de desastres naturales como las inundaciones. Sin árboles, las zonas antes boscosas se volverían más secas y más propensas a sequías extremas. Cuando lloviera, las inundaciones serían desastrosas. Vea: Escasea agua en California por cambio climático, expertos.

El barrio de Centennial pierde un árbol centenario.
Foto: Lectores de P360

«Es probable que entre 8.000 y 10.000 millones de dólares en propiedades existentes en California queden bajo el agua en 2050, con otros 6.000 a 10.000 millones en riesgo durante la marea alta», afirma uno de los seis informes publicados por Península 360.

Por esta misma razón, el Ayuntamiento afirma en su página web que la eliminación de árboles es la última opción cuando ninguna otra alternativa razonable puede corregir un problema. Hay varias consideraciones para la aprobación de la eliminación de árboles; el árbol tiene que estar muerto, moribundo, estructuralmente inseguro u obstruyendo una mejora permitida de tal manera que morirá o se convertirá en estructuralmente inseguro cuando se implemente la mejora. «También puede obtener información a través de nuestro número de teléfono de lunes a viernes, en horario de oficina, +1 (650) 780-7464», explicó Deborah Weitzel, de Obras Públicas.

El árbol de la calle A era la única secuoya del bloque y, con diferencia, la más grande. Un gigante ha muerto y entristecido a una comunidad. No habrá sombra que cubra a las familias del calor del verano, cuando llegue este año. Y harán falta muchos años para reemplazar el árbol perdido este fin de semana.

Foto: Lectores de P360

Es comprensible que la gente se asuste ante la posibilidad de que caiga una rama debido a un clima extremo con fuertes vientos. También es comprensible que la ciudad quiera proteger a la gente de daños graves en caso de terremoto. La gente también debería temer el cambio climático, cuyos efectos están sobre nosotros.

No se entiende por qué no tomamos medidas radicales para hacer frente al impacto del cambio climático a nivel local y hacemos más para proteger nuestro patrimonio natural, como las secuoyas.

«Una condición normal de un permiso de retirada de árboles es la replantación de al menos un árbol nuevo por cada árbol retirado», afirma la página web de Obras Públicas. Pero, ¿es esto suficiente?

¿Cómo reparar la pérdida de este gigantesco árbol centenario? ¿A cuántos árboles equivale? ¿Quién va a plantarlos?

El barrio de Centennial pierde un árbol centenario.
Foto: Lectores de P360

El gobierno y la comunidad deberían plantearse colectivamente muchas preguntas sin resolver ante el riesgo inminente del cambio climático.

La ciudad debe animar a la comunidad a implicarse en las soluciones locales al cambio climático, en la plantación de árboles y en la búsqueda de formas de reducir las emisiones de carbono. La ciudad también debe encontrar formas de sustituir los árboles cuya tala está permitida en la actualidad.

Anna Lee Mraz.

Sociologist | Feminist | Writer

Twitter @AnnaLeeMraz Instagram @annaleemraz

Más de la autora: El infierno de volar por Copa Airlines y el calvario de cruzar migración en Panamá

en_US