Desempeño, principal ansiedad sexual en adultos

ansiedad por desempeño sexual

Por Pamela Cruz. Península 360 Press [P360P]
La ansiedad provocada  por el desempeño sexual, que es el miedo, la preocupación o la ansiedad relacionados con la actividad sexual, afecta hasta al 16 por ciento de las mujeres y 25 por ciento de los hombres que mantienen una vida sexual activa.

De acuerdo con un estudio de 2019, la ansiedad por desempeño sexual es uno de los problemas sexuales más comunes entre hombres y mujeres, aunque no se reconoce como un diagnóstico. Sin embargo, a menudo acompaña o precede a otras disfunciones sexuales. 

La ansiedad severa por el desempeño sexual puede perpetuar un ciclo perjudicial en el que una persona se preocupa por su desempeño y tiene miedo al fracaso, experimenta dificultades sexuales y luego se preocupa más por el desempeño futuro.

En estudios a gran escala entre hombres y mujeres en EE.UU. y el Reino Unido, del 6 al 16 por ciento de las mujeres y del 9 al 25 por ciento de los hombres informaron sentirse ansiosos por el desempeño sexual durante al menos un mes durante el año pasado.

Para las mujeres, esta ansiedad a menudo se manifiesta como pensamientos que los distraen durante las relaciones sexuales, preocupaciones sobre la imagen corporal y bajo deseo sexual. 

Los hombres pueden experimentarla en asociación con disfunción eréctil, eyaculación precoz y/o distracción que disminuye la excitación sexual.

De acuerdo con la Sociedad Internacional de Medicina Sexual (ISSM, por sus siglas en inglés), el impacto de la ansiedad por el desempeño sexual en la relación y la vida sexual de una persona puede ser de gran alcance. 

«Una persona puede perder la confianza en sí misma, comenzar a evitar el sexo y experimentar dificultades en las relaciones o problemas de intimidad con su pareja, si es que la tiene», destacó en un artículo.

Pero, ¿Cómo puede una persona manejar la ansiedad por desempeño sexual?

Para manejar la ansiedad por el desempeño sexual, una persona puede practicar «estar en el momento» durante las experiencias sexuales, eliminar distracciones potenciales y concentrarse en las sensaciones en lugar de la función sexual. 

Si bien no existen tratamientos probados para la ansiedad por desempeño sexual debido a la falta de estudios diseñados específicamente para abordar el tema, algunos expertos sugieren algunas opciones que pueden ayudar a una persona a controlar dicha ansiedad.

Una de ellas es la terapia cognitivo-conductual (TCC), la cual es un tipo de psicoterapia que ha demostrado ser eficaz para tratar la ansiedad por desempeño no sexual y la ansiedad social y, por lo tanto, se recomienda para la ansiedad por desempeño sexual a pesar de la falta de estudios sobre el tema. 

La TCC tiene como objetivo cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento que tienen un impacto negativo en la vida o el bienestar de una persona. Cuando una persona puede pensar de una manera más clara y racional, puede responder a situaciones desafiantes de una manera más efectiva, razón por la cual podría ser útil para controlar la ansiedad por desempeño sexual.

Otra es el entrenamiento de meditación de atención plena, técnica útil para tratar la ansiedad por desempeño no sexual y la ansiedad social. 

Cuando una persona practica la atención plena, el objetivo es concentrarse en las sensaciones que ocurren en el momento presente sin emitir juicios. Se ha demostrado que las intervenciones basadas en la atención plena ayudan a las personas a regular sus emociones, lo que tiene implicaciones positivas para controlar este tipo de ansiedad.

El ISSM sugiere que las ayudas y los medicamentos como las píldoras orales para tratar la disfunción eréctil ‒conocidas como inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 o PDE5is‒ también pueden ayudar. 

Los hombres que experimentan disfunción eréctil y eyaculación precoz relacionada con esta ansiedad pueden usar estos medicamentos, previa sugerencia médica, para romper el ciclo perjudicial de ansiedad-disfunción sexual. 

Las mujeres, precisa, pueden optar por utilizar un lubricante personal y/o un tratamiento hormonal ‒para mujeres menopáusicas‒, también previa recomendación médica, para abordar el dolor sexual asociado con la ansiedad por el desempeño sexual. 

Cabe destacar que el uso de vibradores o juguetes sexuales también pueden beneficiar si se experimentanificultades para alcanzar un orgasmo. 

Finalmente, los expertos creen que los ansiolíticos serotoninérgicos ‒o medicamentos contra la ansiedad‒ podrían tener potencial para tratar la ansiedad por desempeño sexual.

El hablar con la pareja sobre las ansiedades, así como el reconocer el miedo, es otra característica fundamental para ayudar a vencer dicha ansiedad, por lo que siempre es recomendable mantener una mente abierta y disposición para atender la problemática que, al igual que otras, no discrimina en edad, raza, o estrato social.

Te puede interesar: Hasta 50% de las mujeres eyaculan tras orgasmo

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

943FansLike
1,621FollowersFollow
232FollowersFollow
124SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México