Elecciones presidenciales decidirán el futuro médico de millones de estadounidenses

Pamela Cruz. Península 360 Press.

Las elecciones presidenciales de 2020 serán fundamentales para los estadounidenses, ya que cada voto contará para definir el futuro del país, y el tema de salud no es la excepción, pues millones de personas podrían ganar o perder su cobertura médica.

A tan solo unos días de que se lleven a cabo las elecciones presidenciales en EE. UU. está en juego el que continúe o desaparezca la Ley de protección al paciente y Cuidado de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés) y con ello más de 20 millones de personas se queden sin seguro.

Y es que, un fallo desfavorable en la Suprema Corte sobre ACA podría significar que millones de personas de clase media y baja pierdan su cobertura médica en medio de la pandemia por COVID-19, la cual azota al país desde hace meses.

Así, diversos jueces del ala conservadora podrían invalidar en gran parte o en su totalidad esta ley, que fue impulsada por el expresidente Barack Obama y que por muchos es conocida como “Obamacare”, luego de que Donald Trump los está instando a hacerlo.

Si el demócrata Joe Biden ganara la presidencia podría incluso ejercer un mandato para expandir la cobertura médica a millones más de estadounidenses, y con ello crear por primera vez un plan de seguro médico gubernamental como una alternativa a la cobertura privada para trabajadores de clase media.

Inclusive, aquellas personas que viven en estados que no han expandido el Medicaid (programa de seguros de salud del gobierno de EE. UU. para gente necesitada) podrían ser inscritas en ese nuevo plan, lo que marcaría un hito en temas de salud pública, al incluir a aquellos que por años se les ha negado el servicio.

Así, los demócratas consideran al nuevo candidato de Trump a la Suprema Corte una amenaza para ACA, pues podrían echarse por la borda acciones que permitan que las personas de ingresos medios y bajos tengan accesos a un sistema de salud de calidad, sobre todo en estos tiempos en que es tan necesario un seguro integral debido al COVID-19.

Por su parte, y ante un posible fallo de la Corte por eliminar el ACA, Trump dice tener un programa “mucho más barato y mejor” que el actual, sin embargo, la Casa Blanca no ha mostrado que el plan exista.

Pero si los demócratas llegan nuevamente a la presidencia, tendrán que lidiar con una recesión económica y una pandemia, situaciones que los harán decidir qué tan ambicioso será el programa de salud.

De acuerdo con las estimaciones de la campaña del demócrata Joe Biden, 97 por ciento de los estadounidenses tendrían seguro médico con su plan. Mientras que el Urban Institute modeló un programa muy similar al que propone Biden y descubrió que todos los ciudadanos estadounidenses tendrían cobertura, en tanto que 6.6 por ciento de los inmigrantes indocumentados permanecerían sin seguro.

La oficina de Presupuesto del Congreso (CBO por sus siglas en inglés) estima que seis millones de estadounidenses sin seguro no están legalmente presentes, lo cual significa que el plan de Biden proporcionaría cobertura a 24 millones de personas actualmente sin seguro, si las proyecciones de Urban son correctas.

Por lo que el futuro de los servicios médicos en Estados Unidos está en juego y, en unos de sus escenarios más extremos, 20 millones de personas podrían perder su seguro médico; en el otro, 25 millones podrían obtener la cobertura.

En noviembre, los votantes tendrán en sus manos la decisión de quién quieren que escriba el próximo capítulo de salud en el país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

943FansLike
1,632FollowersFollow
232FollowersFollow
124SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México