54.4 F
Redwood City
jueves, abril 25, 2024
spot_img

Honran la memoria de migrantes caídos en SF

*Además de relatos, las personas honraron a los migrantes caídos con flores, cantos, velas y una explicación sobre las pertenencias del migrante

Honran la memoria de migrantes caídos en SF
Imagen de la transmisión en vivo de Global Exchange

Con flores, canciones, relatos y recordando algunos de los actos que arrebataron la vida a los migrantes que buscaban el «sueño americano» y que cayeron en su ruta a EE. UU., líderes de organizaciones llevaron a cabo un acto de protesta en la que defendieron el derecho al asilo.

Así, la tarde de este martes 23 de mayo se honró la memoria de los migrantes caídos en su ruta, esto durante el evento «La frontera está aquí, alto a la militarización de la frontera»” que se llevó a cabo en la librería Medicina para Pesadillas, en San Francisco, California.

La reunión inició en voz de Francisco Herrera, miembro de la Fundación Cultural Caminante, quien entonó parte de la canción «Caminando», del grupo estadounidense de música folclórica Rising Apppalachia. 

«Caminando, caminando, vamos caminando hacia el sol. Caminando, caminando, vamos caminando hacia la libertad…», cantó para luego invitar a las personas a nombrar a quien les abrió camino en este país. 

«Estamos honrando a nuestros hermanos caídos y a estos hombres de Guatemala y, con ello, estamos honrando a todos los migrantes del mundo», señaló María Cristina Herrera de la misma organización, quien también invitó a abrir «los corazones y el estómago» para sentir el ritual.

«Hay que hablarlo. Que nunca tengamos miedo de hablar de nuestros migrantes y menos de los caídos», agregó la activista.

A través de un ritual donde presentaron elementos significativos que portan estos migrantes en su camino en búsqueda de una mejor vida, Cristina explicó que los zapatos son las personas que cruzan la frontera: «todos somos migrantes, caminantes por el mundo, necesitamos libertad, buscamos el amor y amamos mucho a nuestros seres queridos».

La mochila ‒que carga con las fotos de la familia, medallitas u otras joyas, emoción, esperanzas y sueños‒ significa «voy a trabajar y cambiar el mundo de mi familia, voy a enviarles para que coman. Con esta mochila van cargando la vida de todo un pueblo».

Las chamarras significan el amor de las mamás y la esposa, cuida tu salud, un «regresa por nosotros» de las familias. Mientras que los galones de agua nunca terminados representan la esperanza de vida, «siempre guardan la última gota de agua». 

El ritual terminó con el encendido de velas para enviar «luz» a todos los migrantes que están saliendo de su hogar, por sus sueños, así como para los «hermanos caídos». 

«Nadie sale de su país nada más por el hecho de decir que no le gusta», sentenció Cristina. Esta idea fue apoyada por Terry Valen de la Alianza Internacional de Migrantes ‒IMA, por sus siglas en inglés‒, quien agregó que las personas se ven forzadas a dejar sus casas por la economía de sus países, así como situaciones de violencia que viven en su comunidad.

El evento fue organizado por el Gremio Nacional de Abogadas y Abogados en el área de la Bahía, Testigos en la Frontera, Global Exchange, Península 360 Press, Comité de Acción Haití, así como la Fundación Cultural Caminante.

Entre los participantes, estuvieron representantes de las organizaciones Acción Latina, Instituto Familiar de la Raza y la IMA.

En su momento, Camilo Antonio Pérez Bustillo, director del Gremio Nacional de Abogadas y Abogados en el Área de la Bahía, nombró a Luis Ángel y Anadith Tanay, dos menores de edad quienes fallecieron bajo la custodia de las autoridades en Estados Unidos. 

El primero de ellos tenía 17 años de edad, era originario de Honduras y su vida terminó el pasado 10 de mayo en un albergue de Florida. Luis Ángel estaba solo y bajo la custodia de las autoridades federales. 

Anadith Tanay tenía 8 años y más de una semana en un centro de detención de inmigrantes en Harlingen, Texas, perdió el conocimiento y murió el pasado 17 de mayo. Ella sufría problemas en el corazón y sus padres aseguran que su hija duró días quejándose de no poder respirar y que los agentes solo llamaron a la ambulancia cuando ya era demasiado tarde.

Asimismo, recordaron el caso del pasado 27 de marzo en Ciudad Juárez, cuando un incendio en un centro de detención de migrantes cobró la vida de 39 personas. Por el hecho, seis personas fueron detenidas: tres funcionarios del Instituto Nacional de Migración, dos guardias de seguridad privada y la persona que presuntamente inició el incendio.

Te puede interesar: Con Feria del Bienestar Comunitario y carrera 5K promueven concientización sobre la salud mental

Emily Morales
Emily Morales
Soy una periodista interesada en comunicar con perspectiva de derechos humanos las historias que me relata el pueblo. Mis pasiones son escribir, bailar, así como estar en contacto con la naturaleza y las raíces de mi comunidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,114FollowersFollow
607FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US