¿Infidelidad o COVID-19, qué mató realmente al gato?

Redacción. Península 360 Press [P360P].

Wilma y Ricardo se divorciaron este año tras seis meses de confinamiento después de haber pasado 16 años durmiendo en la misma cama. Tienen una hija, Carolina, tres perros, dos loros, dos gatos y un hormiguero que le consiguieron a Caro en su cumpleaños. 

Ricardo tuvo una aventura el año pasado y, aunque habían decidido darse una última oportunidad el confinamiento terminó por aniquilar lo que quedaba de su relación. 

¿Fue la aventura o fue el confinamiento lo que terminó por desatar los amarres del amor después de tantos años? 

Un estudio sobre la vida matrimonial durante el confinamiento y las relaciones extramatrimoniales aborda varios temas, como el sexo, el estrés, tener citas durante una pandemia, los pensamientos sobre el futuro del matrimonio, la monogamia o el divorcio. 

Nosotros te damos 5 claves para gestionar tu matrimonio y la (posible) infidelidad durante la pandemia: 

Sé tú quien inicie el sexo

Ponte algo sexy o algo que sabes que le gusta a tu pareja. Comienza por buscar algún tipo de contacto o lanzar una mirada. Quizás algunas palabras que sabes que activarán al otro y lo incitarán al juego. 

Estar encerrados no implica que nos pasemos el día como conejitos. El 58 % de los casados que tiene citas fuera del matrimonio comenta que su cónyuge no ha iniciado ningún tipo de intimidad sexual durante la cuarentena. No es sorprendente entonces que el 75 % de los infieles tenga menos relaciones sexuales de lo habitual o ninguna con su cónyuge. 

Cuando el sexo es tan importante, y a la vez tan inalcanzable en el matrimonio, las personas inevitablemente buscarán otro lugar donde satisfacer sus necesidades. Desde el confinamiento los matrimonios han tenido que pasar el periodo más largo junto a su cónyuge, ¡y sin poder salir! Está claro que la respuesta está en tus manos, si el placer sexual no está en el menú, se irá a otro restaurante que sí lo sirva… y calientito. 

Confía e infunde confianza en tu pareja en momentos de incertidumbre y estrés, no recurras a terceras personas

Ricardo sentía ansiedad, preocupación y miedo, frustración y rabia. Wilma aburrimiento. Pero ambos sentían incomodidad e incertidumbre provocada por la pandemia y el confinamiento. Con las malas noticias y la tercera ola en la que se encuentra el país, es difícil mantenerse positivo. 

Sin embargo, Ricardo sintió gran alivio al iniciar su infidelidad, es una gran distracción, algo que anhelaba y algo que le permite mantener una sensación de normalidad.

Podría hasta decirse que la infidelidad es una forma fiable de cuidado personal, para Ricardo, pues su estado anímico aumentó y no está solo pues es el caso de muchos infieles, según el estudio sobre la vida matrimonial e infidelidad durante la pandemia. 

Pasa lo mismo con lo del sexo, si no te abres con tu pareja y le cuentas tus miedos e incertidumbres, tus más profundos deseos y compartes tu estado anímico, tendrás que depositarlo en otro lado. De la misma manera, debes dejar la puerta abierta para que tu pareja sienta confianza de depositar lo que trae dentro en ti. 

Sólo tú eres responsable de tu felicidad, no tu pareja

El mito aquél del cuento de hadas donde tu cónyuge debe ser tu principal y único confidente, BFF (best friend forever), amante, remanso de paz y además vestirse de azul para salvarte de cada problema al que te enfrentes o del otro lado, vestirse de rosa y esperar paciente, dócil y callada a que pase la tormenta; debe parar de una vez. 

La pandemia ha cambiado definitivamente la forma en que interactuamos con los demás, en algunos sentidos, para mejor. 

Evitar el contagio por COVID-19, te deja con pocas alternativas, puesto que lo mejor es quedarse en la casa y alejarse de la gente, esto vuelve difícil la interacción con la pareja, pues uno tiende a recargarse para hacer absolutamente todo con solo una persona. Quienes se encuentran en matrimonio, posiblemente se han dado cuenta de que no pueden depender de su cónyuge para todo, y esta burbuja es una forma de satisfacer sus diversas necesidades.

La felicidad sólo la puedes encontrar en ti mismo, y el cargar a tu pareja de dicha responsabilidad sólo agravará la situación. Piensa que cuando se conocieron eran felices, juntos sí, pero tú eras feliz antes de que él o ella llegara. Además, te lo debes a ti mismo. 

Otra alternativa a la felicidad

Una alternativa, con todos los riesgos que ellos implican, pudiera ser crear una burbuja social sana para socializar y realizarse personalmente. Sin embargo, crear la burbuja implica, necesariamente una selección previa y nos obliga a pensar en qué necesitamos y quién puede dárnoslo. Cuando estás solo, ¿a quién llamas? Cuando necesitas diversión, ¿a quién quieres ver? Cuando deseas pasión, ¿a quién buscas? Quizás las respuestas indiquen que será una persona diferente para cada situación. 

No hay una sola persona que pueda ofrecer plenitud en todos los aspectos de la vida, ni siquiera un cónyuge. Quizás comienzan tiempos para plantearse nuevas formas de construir relaciones sexo-afectivas donde ya no hay cabida para la monogamia. 

Lara Ferreiro, psicóloga experta en sexualidad y terapia de parejas dice que:

“En tiempos de pandemia, está siendo el amante el que está cubriendo y atendiendo a la necesidades afectivas y sexuales de muchos, y no la pareja. Incluso pasando más tiempo juntos que nunca con su pareja, no basta para poder igualarse con todo lo que les ofrece su amante. En ellos encuentran no sólo poder cubrir un desahogo fisiológico; su amante es su confidente y su principal apoyo emocional que le ayuda a sobrellevar la situación actual en su hogar. La monogamia es un concepto que ya no funciona para muchos, y está empezando a cuestionarse e incluso revisado”.

No hablemos de abrir tu matrimonio pero, ¿qué hacemos con la infidelidad entonces? Al final, quizás la aventura sea una forma de evitar el divorcio

¡Qué engaño! Ante el altar uno nunca promete que pasará 24 horas al día todos los días pegado a su pareja sin salir de casa. 

Es entendible que hayan aflorado tensiones nuevas, estrés e incluso aumenten algunas discusiones en casa, ya que ahora las parejas en matrimonio pasan más tiempo juntas desde que inició el confinamiento de lo que jamás lo hicieron desde que se conocieron. Resultado de ello, las consultas sobre divorcio han aumentado hasta en un 25% según The National Law Review. Pero los infieles van a la suya, para ellos, el divorcio es lo último en lo que piensan y se lo agradecen a su relación alternativa. 

No fue el caso para Wilma y Ricardo, que tras el engaño solo vieron como solución separarse definitivamente. Pero uno no puede evitar preguntarse si para muchos otros, un amorío, una aventura, no sea la válvula de escape que se requiera, de vez en cuando, para salvar el matrimonio. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

943FansLike
1,621FollowersFollow
232FollowersFollow
124SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México