«A.S.P.I.R.E.»: Más que un programa, inspirar a quien ha pisado la cárcel en SM

A.S.P.I.R.E.
Foto cortesía A.S.P.I.R.E.

Para hombres y mujeres que han pisado una prisión, el salir y reincorporarse a la sociedad  no es nada sencillo. Enfrentan estigmas y un sinfín de obstáculos, por lo que programas innovadores y adecuados han sido pieza clave en la rehabilitación y reinserción de la mejor manera a estos individuos con las comunidades, tal es el caso de A.S.P.I.R.E.

El modelo A.S.P.I.R.E. que es el Programa Carcelario y de Servicios de Reingreso en el Condado de San Mateo, busca dar acceso a servicios y programas para inspirar la reincorporación y el empoderamiento de aquellos que estuvieron en prisión.

El alguacil del condado de San Mateo, Carlos Bolaños, cree fielmente en este programa, pues considera que la seguridad pública se basa en la fuerza de las comunidades. «Y esa fuerza viene de su gente». 

La asistente del alguacil, Alma Zamora, ha sido una parte integral del Programa A.S.P.I.R.E., pues defendió la expansión de los programas disponibles para los presos en el Centro Correccional de Maple Street dirigidos a los hombres alojados en el Centro Correccional de Maguire. 

A.S.P.I.R.E.
Foto cortesía A.S.P.I.R.E.

Un beneficio inmediato de su decisión fue la primera graduación de un recluso del Centro Correccional de Maple de la escuela secundaria Five Keys.

«Las palabras más importantes en A.S.P.I.R.E. son las dos primeras: Acceso a. Nuestro trabajo como servidores públicos es poner en marcha los programas y servicios que mejor apoyen a los reclusos en el condado de San Mateo. Somos responsables de ofrecer programas y servicios efectivos», señaló Melissa Wagner, gerente de servicios del programa.

Agregó que «los reclusos tienen el trabajo más difícil», pues son ellos quienes deben tener el valor de cambiar. «Y, si tienen el coraje de tratar de mejorar sus vidas, entonces debemos tener los programas para ayudarles, lo que a su vez ayudará a nuestra comunidad».

La Oficina del Sheriff ofrece 27 programas a su población reclusa. Entre ellos se encuentran los educativos y vocacionales, los cuales merecen mención aparte.

La Escuela Secundaria Five Keys proporciona diplomas certificados por California. Así, hombres y mujeres pueden obtenerlo utilizando los créditos que han obtenido si estuvieron matriculados previamente en cualquier centro educativo del país. 

Si son liberados de la cárcel antes de culminar sus estudios, pueden seguir estudiando en el centro comunitario Five Keys High School en la organización JobTrain, en Menlo Park, o en cualquiera de las escuelas comunitarias de Five Keys en California. 

Además, una ventaja de la escuela secundaria Five Keys, en JobTrain, es que proporcionan una guardería en el lugar, con lo cual madres de niños pequeños no tendrán que preocuparse por sus hijos mientras estudian para buscar una mejor calidad de vida para los suyos.

Cabe destacar que la Oficina del Sheriff lanzará clases para Estudiantes del Idioma Inglés (ESL, por sus siglas en inglés) en enero de 2022, en asociación con la Escuela de Educación para Adultos y Carreras de San Mateo. 

ESL apoya la visión de la Oficina del Sheriff de preparar a los reclusos para la plena reincorporación a sus comunidades y ayudarlos a obtener las habilidades necesarias para obtener trabajos que les permitan permanecer en la comunidad y mantener a su familia.

Además de dicho programa, se encuentra el de Artes Culinarias y Hospitalidad y el de Pre-Aprendizaje de Construcción, los cuales dan a los reclusos la oportunidad de adquirir experiencia profesional y práctica en sectores laborales clave en el Área de la Bahía. 

Los reclusos que comienzan estos programas mientras están en custodia pueden completar el programa en JobTrain en Menlo Park, quienes más tarde pueden ser buscados por los empleadores de la zona.

La Oficina del Sheriff emplea a gestores de casos bilingües que ayudan a los reclusos durante todo su período de encarcelamiento, evalúan sus necesidades y desarrollan un plan de programa mientras están en custodia. 

Antes de la puesta en libertad, estos gestores trabajan con los reclusos en un plan de reincorporación que incluye necesidades sociales, remisiones a tratamientos, acceso a prestaciones sociales, conexiones con programas comunitarios y mentores. 

Además, los reclusos, una vez liberados, pueden recibir ayuda a través de los Servicios Legales Comunitarios de East Palo Alto (CLSEPA, por sus siglas en inglés), una asociación disponible a través de JobTrain de Menlo Park. 

CLSEPA ayuda a los clientes mediante la preparación de entrevistas de trabajo a personas con antecedentes penales, la eliminación de los registros cuando se es candidato, y la asistencia con el estado de inmigración, además de muchos otros tipos de servicios legales.

La participación en los programas permite a los reclusos ganar visitas de incentivo. Los del Centro Correccional Maple pueden tener visitas cara a cara ‒detrás del cristal‒ con sus seres queridos. 

Así, las mujeres con hijos pequeños que participan en estos programas, incluyendo clases de crianza, tienen derecho a recibir visitas en persona con sus hijos. Sin embargo, este privilegio se encuentra temporalmente suspendido debido al COVID-19, y regresará una vez que se levanten las restricciones.

«En el Condado de San Mateo, las cárceles no son vistas únicamente como un lugar de castigo. Las cárceles son un lugar en  donde hombres y mujeres pueden tener acceso a servicios y programas para inspirar la reincorporación y empoderamiento, y prepararse para un mejor retorno a su comunidad y a sus seres queridos», señaló la oficina del alguacil.

Te puede interesar: 68 mdd a albergue para personas sin hogar en San Mateo

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

848FansLike
1,550FollowersFollow
208FollowersFollow
93SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México