48.5 F
Redwood City
viernes, febrero 23, 2024
spot_img

Joe Biden cumple 100 días al frente de EE. UU. y ya se ve la luz al final del túnel

Pamela Cruz. Península 360 Press [P360].

Han pasado 100 días de que Joseph Biden rindió protesta como presidente de EE. UU., todo en medio de una pandemia que sumergió al país en una serie de problemas que parecían no tener fin, del desempleo a la hambruna, de la insurrección a miles de muertes por COVID-19, un túnel al cual, pareciera, ya se le ve fin.

De aquella figura gris durante una campaña que muchos tacharon de parca, no queda nada. Pues como si de un tren se tratara, la administración que encabeza Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, ha tomado rumbo con acciones firmes; sin embargo, con la rapidez que lleva, se espera no descarrile.

La noche de este miércoles, Joe Biden dio un discurso en el Congreso, uno con pocos invitados, pues la pandemia no termina aún. Rindió un informe conciso de las acciones que se han realizado en estos primeros 100 días de su gestión al frente de una de las economías más importantes de mundo.

COVID-19

Durante su discurso, el mandatario estadounidense refirió que en el país se han administrado 220 millones de vacunas contra COVID-19, y afirmó que se están estableciendo centros y unidades de vacunación para acelerar la vacunación. 

En ese sentido, llamó a todos los residentes en el país, mayores de 16 años, a vacunarse contra el virus SARS-CoV-2. 

«Cuando me juramentaron, menos del uno por ciento de los ancianos estaban vacunados contra el COVID-19, 100 días después, el 70 por ciento de los adultos mayores de EE. UU. de más de 75 años están plenamente protegidos, las muertes de los ancianos han bajado en 80 por ciento desde enero, una baja gracias a todos ustedes», dijo.

Asimismo, agregó que, hasta el momento, más de la mitad de todos los adultos en la unión americana han recibido por lo menos una dosis de la vacuna que los protege de sufrir síntomas graves por COVID-19.

Por otra parte, Biden puntualizó que se han enviado 160 millones de cheques de ayuda por la pandemia, y afirmó que, gracias a esos cheques, con ayudas de demócratas y republicanos, se pudo proteger a millones de familias para que no cayeran en la hambruna debido a que se quedaron sin empleo.

«Hemos cumplido nuestros compromisos Demócratas y Republicanos de enviar cheques de mil 400 dólares a 85 por ciento de los hogares de Estados Unidos, ya hemos enviado más de 160 millones de cheques, eso está marcando una diferencia, para mucha gente es una diferencia fundamental», afirmó.

Empleo

En su discurso, explicó que EE. UU. debe crear empleos, por lo que buscará invertir en un plan para mejorar la infraestructura y así poder competir con China, pues dijo, «son tiempos distintos».

«Tenemos la capacidad y a la gente entrenada para impulsar el empleo», dijo.

El mandatario también llamó a todos los estadounidenses a comprar de productos nacionales con la finalidad de fortalecer y favorecer la economía, con lo cual se generarán empleos. 

Al respecto, se comprometió con la población a que su programa generará millones de dólares y empleos en un plazo de 8 años, puestos que serán esencialmente para obreros y para reconstruir al país. 

«Mientras todo está ocurriendo, la economía ha creado más de un millón 300 mil nuevos empleos en 100 días, más empleos en los primeros 100 días que cualquier otro presidente en la historia», precisó.

Ante congresistas demócratas y republicanos, dejó en claro que la clase media construyó EE. UU., y llamó a aprobar un alza al salario mínimo a 15 dólares por hora para todos los trabajadores, así como permitir los derechos de sindicalización y equidad den salarios entre hombres y mujeres.

«El Fondo Monetario Internacional estima que nuestra economía tendrá un crecimiento de más de 7.0 por ciento este año, es la tasa de recuperación económica más alta que haya tenido esta nación en casi cuatro décadas, el país está avanzando, avanzando hacia delante, pero no podemos parar ahora», abundó.

Violencia de género

Joe Biden, aseguró que su administración buscará reanudar desde el Congreso una legislación que combata los niveles de violencia de género contra las mujeres, las cuales, entre otras medidas, contemplará la prohibición de uso de armas para aquellos hombres que tengan registro de abuso. 

Ante la presencia de la vicepresidenta, Kamala Harris, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, Biden dijo que su gobierno profundizará en los trabajos sobre la violencia constar la mujer.

«Vamos a reanudar la legislación para combatir la violencia contra las mujeres que ha imperado en este país por 27 años desde que la escribí. Esto va a cerrar ese bache, para que no haya armas en las manos de los abusadores. Si alguien abusa no puede tener un arma, hay que cerrar esa brecha que existe», recalcó.

Explicó que alrededor de cincuenta mujeres son baleadas o asesinadas por una pareja sentimental cada mes en Estados Unidos. «¡Cincuenta! Vamos a aprobar esto y salvemos vidas».

A ello, sumó la importancia de los Derechos Humanos.

«Ningún presidente estadunidense puede estar apartándose cuando se están violando los derechos humanos. El presidente de Estados Unidos debe representar la esencia de nuestro país. Estados Unidos es una idea, y el ideal más importante de nuestra historia es que todos hemos sido creados iguales. No podemos apartarnos de ese principio», aseveró.

Salud

Además de los logros señalados en la lucha contra la pandemia por COVID-19, Biden prometió impulsar la investigación médica para combatir enfermedades como el Alzheimer y el cáncer, esta última, afectaría a su familia de manera irreparable al arrebatar la vida de su hijo, Beau Biden.

«Debemos investigar para que el cáncer no siga avanzando, no puedo pensar en inversiones más valiosas, podemos trabajar en conjunto para vencer esas enfermedades», dijo Biden. «No puedo pensar en una inversión más digna. Y no conozco nada más bipartidista». 

«Quiero que sepan que, una vez que venzamos al COVID-19, vamos a hacer todo lo posible para acabar con el cáncer como lo conocemos», señaló el mandatario, declaración que fue aplaudida y de pie por los presentes. 

Además, informó que solicitó al doctor Eric Landes, reconocido científico de la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts –MIT, por sus siglas en inglés– codirigir el Consejo Presidencial de Asesores en Ciencia y Tecnología, y la Oficina de la Política de Ciencia y Tecnología.

Mientras que llamó a los Institutos Nacionales de Salud a crear una Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para la salud, la cual, estará enfocada en buscar curas y tratamientos más efectivos contra los diferentes tipos de cáncer.

A ello, sumó que buscará bajar el precio de las medicinas para todos los estadunidenses, pues argumentó que, por el mismo tratamiento, los ciudadanos pagan hasta el triple a diferencia de otros países.

Situación que debe cambiar, dijo, pues «el cuidado médico debe ser un derecho y no un privilegio».

Educación y familia

Joe Biden aseguró que buscará garantizar aún más el acceso a la educación de calidad a las familias estadounidenses, especialmente para aquellos de bajos ingresos y afroamericanos, además de brindar un mayor apoyo para el financiamiento de la educación y facilitar el acceso a cuidados infantiles.

En ese sentido anunció el plan «Familias Estadounidenses», un proyecto social de gran escala para la recuperación tras la crisis sanitaria, la cual incluye una amplia propuesta de educación preescolar universal y de ayuda a la conciliación familiar.

«El plan “Familias Estadounidenses” proporcionará, por fin, hasta 12 semanas de permiso remunerado y de baja médica familiar… Nadie debería tener que elegir entre un trabajo y un salario o cuidar de sus seres queridos, su pareja o su hijo», afirmó.

Para ello, se anunció una inversión federal adicional de 1.8 billones de dólares en educación, cuidado infantil y licencia familiar pagada. 

El presidente tiene la intención de financiar este paquete aumentando los impuestos a los más ricos para que «paguen lo que deben pagar», sin embargo, detalló que no aumentará impuestas a nadie que gane menos de 400 mil dólares anuales. 

«Nosotros vamos a defender los intereses estadunidenses en general, Estados Unidos va a enfrentar las prácticas de comercio injustas que socavan a los trabajadores estadunidenses e industrias que subsidian a las empresas», aseveró.

Seguridad

El presidente Joseph Biden enfatizó los retos en materia de seguridad nacional, donde aseguró que no dará la espalda a sus aliados, pero tampoco permanecerá en silencio ante violaciones de Derechos Humanos.

En el caso de China, expresó haber manifestado el presidente Xi Jinping en una llamada telefónica, que EE. UU. mantendrá una «fuerte presencia militar» en la región Indopacífica «no para crear un conflicto, sino para evitarlo».

Además, explicó que con el país asiático se busca una competencia justa en materia económica, no así una escalada de conflictos entre ambos países.

Explicó que las amenazas terroristas han avanzado a otras naciones más allá de Afganistán, por lo que era momento I de traer de vuelta a «casa» a las tropas; sin embargo, determinó que EE. UU. debe estar atento y evitar futuras amenazas, las cuales pueden provenir de otras latitudes, ya que grupos como «Al Qaeda e ISIS están en Yemen, Siria, Somalia, otros lugares de África, Oriente medio y más allá».

Por otra parte, los programas nucleares de Irán y Corea del Norte «representa una seria amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos y el mundo», por lo que destacó que se colaborará con otros países para enfrentar las amenazas que representan dichas naciones «a través de la diplomacia y una firme disuasión».

Rusia continúa siendo clave en los discursos de seguridad nacional, y esta no fue la excepción, pues recordó que, en su llamada con el mandatario ruso, Vladimir Putin, se aclaró «que no buscamos una escalada, pero sus acciones tendrán consecuencias».

Sin embargo, existen áreas de cooperación bilaterales, tal es el caso de armas nucleares y cambio climático.

Racismo

Pero la seguridad empieza desde dentro, y ante ello, puntualizó que «la peor amenaza que enfrenta nuestro país son los supremacistas blancos. No vamos a ignorar eso. Como ciudadanos tenemos que unirnos para salvar el alma de nuestra nación». Razón por la cual Biden pidió reconstruir la confianza entre la población y la policía para combatir el «racismo sistémico».

«Tenemos una enorme oportunidad de llevar ese arco del universo moral hacia la justicia real, erradicando el racismo sistémico del sistema de justicia». 

«Todos hemos visto la rodilla de la injusticia en el cuello de los estadunidenses afroamericanos», dijo. 

Al respecto, si bien recordó que la mayoría de los hombres y mujeres en los cuerpos policiales «sirven al país de forma honorable», es necesario que apruebe una reforma policiaca, lo cual evitará que existen usos de fuerza indebida que terminan por arrebatar vidas.

Agregó que el país debe ofrecer «oportunidades reales para los estadunidenses blancos, afroamericanos, latinos, asiático-estadunidenses, indígenas», además de buscar que el Congreso que apruebe legislaciones para garantizar igualdad entre todos, incluyendo a la comunidad LGBTTTIQ+. 

Finalmente, el mandatario agradeció al Senado por aprobar la Ley de Protección a asiático-estadounidenses ante crímenes de odio por COVID-19.

Migración

El presidente pidió al Congreso resolver de una buena vez las reformas al sistema migratorio, y otorgar a 11 millones de personas indocumentadas una residencia legal, pues muchos de esos trabajadores permitieron que hubiera comida en las mesas de todo el país durante esta pandemia por COVID-19, arriesgando, muchas veces, sus vidas y Las de sus familias.

Sin embargo, dijo que si bien pueden no estar de acuerdo con su propuesta, o mientras está se discute, es importante avanzar en lo que sí están de acuerdo ambos partidos: proteger a los «dreamers».  

«Los migrantes han hecho mucho por Estados Unidos durante la pandemia y toda la historia… Ayudemos a estos jóvenes que fueron traídos cuando eran solo niños y que conocen a Estados Unidos como su hogar».

Cambio climático

La lucha contra el cambio climático ha sido un tema que Joe Biden ha tocado desde su campaña, y tras cumplir su compromiso de reincorporar a EE. UU. al acuerdo de París, recordó que la problemática no se puede combatir en solitario.

«La crisis climática no es una lucha nuestra solamente, es una lucha global. Estados Unidos genera menos del 15 por ciento de las emisiones de carbono, el resto, 85 por ciento, viene del resto del mundo; por eso, cumplí mi compromiso de volvernos a unir al acuerdo de París porque incluso si hacemos todo perfectamente, eso no será suficiente». 

Y es que, precisó, de actuar a favor del planeta, no solo se ayudará a la salud y medio ambiente, pues el apostar por energías renovables creará millones de nuevos empleos.

Si «salvamos al planeta, crearemos millones de empleos, crecimiento económico, oportunidades y elevaremos los estándares de vida de todo el mundo». 

Finalmente, Joe Biden llamó a defender la democracia del país.

Pamela Cruz
Pamela Cruz
Jefa de Redacción de Península 360 Press. Comunicóloga de profesión, pero periodista y escritora por convicción, con más de 10 años de experiencia en medios. Especializada en periodismo médico y científico por Harvard y ganadora de la beca International Visitors Leadership Program del gobierno de EE. UU.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,114FollowersFollow
607FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US