Necesaria redistritación equitativa ante aumento de diversidad racial

Necesaria redistritación equitativa ante aumento de diversidad

De acuerdo con el Censo de 2020, la diversidad étnica y racial en EE. UU. ha aumentado y cambiado en los últimos años, lo que significa la necesidad de una redistritación equitativa y justa, en donde todos los residentes se sientan representados.  

Hoy se da la oportunidad de tener nuevos datos que permiten que el rediseño de los mapas sea un avance para la justicia social. 

«La democracia estadounidense se basa en el principio de que todas las personas reciban la misma representación en la Cámara de Representantes de EE.UU., en la legislatura de su estado y en el gobierno local, cosas como el consejo de la ciudad comisión del condado y las juntas escolares», señaló Yurij Rudensky, abogado de redistribución de distritos en el Programa de Democracia del Centro Brennan.

Durante una sesión informativa con medios de comunicación organizada por Ethnic Media Services, el especialista detalló que los límites de los distritos tienen que ser ajustados periódicamente para cumplir con este principio de representación igualitaria. 

«El censo proporciona los datos de población y los elementos geográficos para esta redistribución periódica del poder político, por lo que se realiza cada 10 años inmediatamente después de la publicación de los resultados del censo. En otras palabras, en los próximos dos meses, los límites políticos a nivel nacional, estatal y local serán redibujados».

Y es que el proceso de redistribución de distritos existe para tener en cuenta las diferentes formas en que ha cambiado la población. 

«Esto no sólo significa que el distrito debe tener el mismo número de personas, sino que lo ideal es que los distritos también se ajusten para reflejar los cambios demográficos que se han producido. Para que la nación, cada vez más diversa, y las crecientes comunidades de afroamericanos, latinos, asiáticos y nativos que históricamente han sufrido discriminación y que están protegidas por la Ley del Derecho al Voto, tengan la misma oportunidad de elegir a sus candidatos»

Desgraciadamente, en la mayoría de los estados la redistribución de distritos es un proceso muy político y partidista, subrayó Rudensky.

«Cuando un partido político controla el proceso, puede abusar e ignorar el interés público para fabricar resultados políticos». Con ello se da lo que se conoce en inglés como gerrymandering, un término común para estos abusos de redistritación. 

«Es lo que sucede cuando los políticos ignoran el interés público y los cambios en la población… para fabricar los resultados políticos sin ninguna consideración», dijo. «El objetivo del gerrymandering es asegurar una ventaja electoral para un partido o un conjunto de intereses políticos o políticos actuales, de modo que no puedan ser eliminados».

El también profesor adjunto en la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, subrayó que el objetivo del gerrymandering es quitarles a los votantes una elección significativa, lo que socava el sistema de gobierno, el cual se suponía, debía ser un reflejo de la población. 

Explicó además que hay tres factores que aumentan el riesgo de gerrymandering: el primero, es si un partido controla el proceso y al gobierno estatal; el segundo es si el estado está estrechamente dividido políticamente o si es un estado que evoluciona rápidamente desde el punto de vista político; y el tercero es si la demografía del estado está cambiando. «Cuando estos tres factores están presentes, el riesgo es increíblemente alto».

Ante ello, y para evitar que el gerrymandering avance, lo mejor sería ceder el control sobre la redistribución de distritos a una comisión independiente, en donde los dibujantes de mapas no tienen las mismas motivaciones políticas que los políticos en ejercicio. Tal es el caso de los estados de California, Colorado, Michigan y Arizona.

«La idea con las comisiones independientes es que estén más orientadas a identificar y servir a los intereses públicos y a interactuar con el público a través de audiencias, en lugar de producir determinados resultados electorales y políticos».

Diversidad, la cara de EE. UU.

Mark Hugo López, director de investigación sobre raza y etnia en Pew Research Center, señaló que luego de que la semana pasada fueron liberados algunos de los resultados del Censo 2020, es inminente que la nación continúa siendo más diversa.

La Oficina del Censo informó que los americanos blancos, no hispanos, americanos blancos de una sola raza constituyen 58 por ciento de la población de la nación. «Esa es la proporción más baja que hemos visto para los blancos no hispanos en los Estados Unidos, quienes han tenido un descenso de 5 millones».

Sin embargo, con más de 200 millones de personas, sigue siendo el grupo racial o étnico más grande de la nación en general.

Agregó que la población latina junto con la asiática representan ya tres cuartas partes del crecimiento poblacional.

La población hispana llegó a cerca de 62 millones de personas, y ahora los latinos constituyen el 19 por ciento de la población total de la nación, lo que representó un incremento de 23 por ciento en los últimos 10 años.

Además, la población afroamericana representa ahora 12 por ciento de la población, la comunidad asiática 6 por ciento y los nativos componen el 1 por ciento de los más de 330 millones de habitantes en la unión americana.

En términos de edad, el experto resaltó que el número de adultos mayores en el país también creció, y ahora alcanza los 20 millones.

López destacó que 32 estados tuvieron un crecimiento es su población, sin embargo, Washington D.C, Idaho y Utah fueron los que reportaron un mayor crecimiento de personas caucásicas.

Por otra parte, dijo, en muchas partes del país, sobre todo en el centro, en estados como Minnesota, Missouri, Kentucky, Indiana y West Virginia, la gente tiene dos o más razas, por lo que se está experimentando un cambio y una diversidad real.

«En muchos lugares, los hispanos o los caucásicos no latinos son el segundo grupo más grande en los estados. Sin embargo, curiosamente, en muchas partes del país las personas de dos o más razas son el segundo grupo racial o étnico más grande».

En ese sentido, 34 millones de estadounidenses señalaron que pertenecen a más de una raza, 9 millones más que en 2010.

El Censo 2020 también mostró que la población se ha desplazado significativamente a zonas urbanas, luego de que zonas rurales han visto una disminución considerable en el número de sus residentes.

Momento de tomar medidas ante una democracia en peligro

La vicepresidenta interina de Asuntos Gubernamentales del Fondo de Educación de la Conferencia de Liderazgo, Jesselyn McCurdy, dijo que nada es más fundamental que la libertad y el derecho al voto, pero ahora mismo la democracia está en peligro.

«Nada es más fundamental para la democracia estadounidense que la libertad y el derecho al voto. Pero ahora mismo nuestra democracia está en peligro y si no tomamos medidas inmediatas y directas la perderemos».

Las medidas, dijo, serán para proteger completamente contra la discriminación racial en las urnas y para asegurar que cada voz y cada voto cuenten, por lo que señaló que el Congreso debe aprobar la Ley de Avance del Derecho al Voto de John Lewis y la Ley para el Pueblo.

«Presentamos una serie de reportes comisionados en 10 estados, y hay más por llegar, que le demuestran al Congreso que es imperativo y urgente el restaurar el Acta de los Derechos del Votante, individual y colectivamente».

Dichos reportes, precisó, revelan la discriminación racial en las urnas, en donde se ha bloqueado, principalmente, a votantes afroamericanos y de color, por lo que esperan que los legisladores actualicen el Acta de los Derechos del Votante, de tal forma que respondan a lo que acontece en el país y a la diversidad en la población de EE. UU.

«También continuamos presionando al Congreso para que apruebe la Ley para el Pueblo, la cual creará normas nacionales que protejan nuestra libertad de voto. Se está actualizando en el Senado como un proyecto de ley de compromiso», subrayó. «Esperamos que se actúe sobre ese proyecto de ley en el Senado en septiembre, sin importar nuestra raza o código postal. Todos valoramos la libertad de voto y creemos que todos los estadounidenses deberían tener voz en las decisiones clave que afectan a nuestras vidas».

Te puede interesar: Lista la comisión asesora para la redistritación en San Mateo

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
1,652FollowersFollow
243FollowersFollow
138SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México