Residentes de Louisiana en incertidumbre por redistritación

Redistritación Louisiana

* Justicia y equidad,  pilares principales de los nuevos mapas 

Por Pamela Cruz. Península 360 Press [P360P]
Residentes de diversos condados del estado de Louisiana viven en incertidumbre y lucha constante frente a la redistritación que se encuentra a mitad del proceso que podría beneficiarlos o perjudicarlos en sus necesidades básicas de espacio para la próxima década.

En este cambio, son las minorías y comunidades de color, como la afroamericana y la latina, las que tienen un mayor riesgo de enfrentarse a que durante los próximos 10 años, sus necesidades no sean escuchadas por los representantes de los distritos que, en muchas ocasiones, tienen áreas a modo que les benefician en votos.

Así lo señalaron especialistas en el tema durante una sesión con medios realizada por Ethnic Media Services, en donde se puntualizó en los desafíos que enfrentan las minorías en el proceso de redistribución de ese estado sureño.

Y es que, tras el Censo 2020, y con la información recolectada, se lleva a cabo una redistritación, que no es más que el proceso en el cual los gobiernos trazan los distritos políticos, y aplica a todos los niveles de gobierno donde hay elecciones, recordó Carlos Pollard Jr. de la organización Power Coalition for Equity and Justice.

En ese sentido, apuntó que estos cambios «juegan un papel crítico en quién es electo, en cómo votan una vez en el cargo y cómo representan a las comunidades». Sin embargo, recordó que la redistribución de distritos también ocurre en todos los niveles en donde hay representación. 

Así, contar con una redistribución de los distritos es importante para que todos los habitantes tengan una justa representación de sus necesidades, dijo.

«Es importante para mí involucrarme en este proceso ahora mismo porque estos mapas van a determinar los próximos años de mi vida”, dijo Pollard de apenas 23 años, quien detalló que el proceso también afectará a las generaciones venideras, tal es el caso de su hermano pequeño que solo tiene ocho años, o sus primos adolescentes. 

Para Royce Duplessis, congresista estatal de Louisiana, el diseño de los mapas debe ser guiado por la información del Censo, y la pérdida y aumento de la población.

«Pero debe ir más allá de simplemente mirar los números. Los mapas deben dibujarse de manera que las comunidades de interés puedan mantenerse unidas, y elegir a los candidatos de su elección».

En ese proceso, dijo, Louisiana está a la «mitad del camino», en donde se escuchan las necesidades de la comunidad.

«Estamos promoviendo la participación pública para brindarles a los legisladores que dibujarán los mapas la oportunidad de escuchar a las comunidades, porque no deberíamos tomar decisiones sin escuchar lo que es importante para éstas», dijo.

Duplessis, quien también es miembro del comité de redistribución de distritos, refirió que el comité se reunirá en febrero, donde los miembros debatirán y considerarán mapas alternativos para distritos estatales y del Congreso. 

Y una vez que se llegue a un acuerdo, los mapas se harán públicos y se enviarán a la legislatura en pleno para su consideración. Finalmente, y una vez aprobados por la legislatura, los mapas se enviarán al gobernador para su firma como ley. 

De ahí en adelante, la historia de los distritos será escrita por los siguientes 10 años, por lo que dijo que es importante documentar todo el proceso y que exista un registro público con la finalidad de que sea lo más transparente posible y se pueda explicar a las comunidades por qué tomaron ciertas decisiones o por qué los distritos se dibujaron de cierta manera.

Los movimientos y cambios en los mapas de los distritos no es una tarea fácil, pues, «cuando hay pérdida o aumento de población, los mapas tienen que cambiar. Es como la ley de la física y un mapa que se vuelve a dibujar va a impactar los distritos alrededor. Es un efecto dominó».

En su oportunidad, Duplessis destacó que el norte de Louisiana ha registrado pérdidas de población, mientras que en el sudeste del estado el efecto ha sido contrario al observarse aumento de residentes, por lo que, dijo, es necesario que todos los distritos cambien en la Cámara de Representantes y el Senado del Estado.

Si bien es cierto que aún no se sabe cómo serán los mapas del Congreso, lo que sí se conoce es que el estado está compuesto por un 40 por ciento de personas de color, y de ellos, 33 por ciento es de la comunidad afroamericana. 

Ante ello, recordó que Louisiana cuenta con seis representantes en el Congreso, pero solo un afroamericano en todo el estado, lo que equivale a sólo un 17 por ciento de representación a nivel federal. «Así que esa es una gran parte de la conversación que estamos teniendo ahora».

Es así que, precisó, la justicia y equidad deben ser los pilares principales al momento de redibujar los mapas distritales, pues ello puede impactar de manera significativa la vida de los habitantes.

La redistribución de distritos no se trata solo de quién es elegido

De acuerdo con Denise Ramos, organizadora comunitaria de NOLA Garífuna Community Services, la redistribución de distritos también implica que se escuchen las voces de la comunidad. «Para que los legisladores nos sirvan, deben estar al tanto de nuestras necesidades». 

Agregó que la redistribución de distritos implica la creación y establecimiento de políticas y acciones dirigidas y ejecutadas por las minorías. «Nosotros deberíamos tener una voz para mejorar la situación de nuestra comunidad y gente».

Los garífunas de Luisiana, en los tiempos modernos, generalmente provienen de Belice y Honduras como países de origen, y el español es a menudo su idioma principal. Ante ello, la falta de acceso lingüístico a la información sobre servicios vitales sigue afectando negativamente a las comunidades que no hablan inglés, situación que también afecta a la comunidad asiático americana.

Son comunidades como la garífuna a las que se les está negando un avance, pues sus necesidades quedan relegadas y de no haber representantes que los tomen en cuenta, los atrasos continuarán por la próxima década. 

«Tenemos una deuda con nuestra comunidad e hijos con respecto a poder votar, ser parte y que se les tome en cuenta para mejorar y ser mejor representados»

Para Jacqueline V. Thanh, directora de la organización VAYLA New Orleans, una representación significativa es «esencial»

«De acuerdo con Pew Research, entre 2000 y 2019, la población asiático-estadounidense casi se ha duplicado y se prevé que supere los 46 millones para 2026. ¿Qué significa eso para Luisiana y Nueva Orleans? Creo que la representación significativa es esencial para nuestra diáspora con raíces en más de 20 países en el sureste de Asia».

Te puede interesar: No dividir a Redwood City: ciudadanos

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

943FansLike
1,626FollowersFollow
232FollowersFollow
124SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México