72.3 F
Redwood City
lunes, mayo 20, 2024
spot_img

Residentes de EPA temen que violencia vivida hace 20 años regrese a la ciudad

violencia en East Palo Alto
Foto: Manuel Ortiz P360P

Por Pamela Cruz y Manuel Ortiz

Al centro de la ciudad de East Palo Alto, el parque Jack Farrell se llena de niños y adolescentes por las tardes, juegan y disfrutan de las actividades que el lugar puede ofrecer, pero el martes 17 de mayo, un tiroteo que dejó como consecuencia un hombre muerto y tres heridos, sembró el miedo entre la comunidad, razón por la que residentes temen que la violencia en East Palo Alto vivida hace 20 años regrese y vuelva a hacer la ciudad inhabitable. 

El hecho, no menor, provocó la frustración, el enojo y la preocupación de todos los residentes de la pequeña ciudad, considerando, incluso, el mudarse a un lugar más tranquilo, donde sus hijos puedan disfrutar sin preocuparse de que una bala los alcance.

Para que la comunidad no se convierta en un espacio inseguro, el alcalde de East Palo Alto, Rubén Abrica, ha solicitado a los residentes «perder el miedo» y cooperar con las autoridades para poder resolver el caso.

«Sabemos que muchos testigos vieron lo que pasó y le vamos a pedir a la comunidad que nos ayude en ese aspecto, pueden mandar información anónima. No queremos regresar a una época muy dolorosa aquí en esta ciudad, como hace aproximadamente 20 años», subrayó en entrevista telefónica realizada por Marcos Gutiérrez y Manuel Ortiz durante el programa Península 360 Radio, en la KIQI, a través de la frecuencia 1010 de AM desde San Francisco, California, en colaboración con el programa Hecho en California.

En ese sentido, apuntó la importancia de crear una ciudad segura a partir de un trabajo conjunto entre la comunidad, la policía, el gobierno y líderes comunitarios.

Y es que, detalló que hubo una época en East Palo Alto en la que había varias pandillas que controlaban el comercio de las drogas, mientras gente de otros lugares llegaban buscando dicho mercado ilegal, por lo que los grupos delictivos peleaban por controlar territorio.

«Hubo mucha gente que falleció, mucha gente herida, esa época fue muy difícil, pero logramos superarlo, por eso siempre tiene que ser una colaboración entre la policía, el gobierno y las personas que tienen influencia dentro de la comunidad», subrayó.

Recordó que, en lo que va del año, en la ciudad solo se ha presentado un homicidio, pero es suficiente para poner cartas en el asunto.

«Solo ha habido un homicidio este año y por eso nos estamos movilizando rápido, para poder solucionar esto y que no vayan a haber réplicas; porque no sabemos si es el renacimiento de alguna pandilla», dijo.

Precisó que, al parque, donde se suscitó la tragedia, se le ha invertido mucho dinero para que este en muy buenas condiciones, pues se usa activamente por niños y adolescentes. 

Parte del dinero destinado al lugar ha sido donado por el primo del que falleciera durante el tiroteo, el receptor abierto de los Raiders, Davante Adams, quien donó en conjunto con empresas de nutrición, equipos de ejercicio al aire libre para que puedan ser utilizados por todos.

Finalmente, el alcalde Abrica recordó que East Palo Alto es una comunidad pequeña, por lo que muchos se conocen y es posible hallar a las personas que pudieron perpetrar el homicidio.

«No hay detalles confirmados aún, se sigue investigando. Por esa razón pedimos a los testigos que no se dejen intimidar, ya sea un grupo organizado o no. Cuando hay este tipo de violencia pública, es una forma de intimidar a la comunidad y no podemos permitir eso de ninguna manera. Por lo pronto, nuestras condolencias para los familiares y amigos del fallecido, pero debemos trabajar juntos».

El dolor y el miedo ante la violencia en East Palo Alto

Para aquellos que viven en East Palo Alto, el dolor no cesa por la pérdida de Ralph Fields Jr., quien fuera asesinado a balazos a plena luz del día en el parque.

«Fui a la escuela con Ralph, en la preparatoria. Crecí con él un tiempo y aunque ya no lo frecuentaba siempre fue un buen amigo» señaló uno de sus conocidos que por seguridad prefirió mantenerse en el anonimato. «Siento lástima, las cosas pasan, pero uno no puede con esto».

Detalló en entrevista para P360P que la gente de East Palo Alto se siente mal y con mucho dolor por lo que pasó. «La gente de aquí crece junta y muchos se conocen desde niños, ya de adultos todos se separan, pero no es la primera vez que pasa».

Para una mujer y madre de familia, que también prefirió no dar su nombre, la situación es insostenible. 

«Una cosa que siempre dijimos y que repetimos en los medios es que paren la violencia y no se queden callados, pero ellos saben lo que pasó y saben quién lo hizo, hay gente que habla en la calle. Cómo quieren parar esto si ellos mismos tienen miedo de decir lo que ha pasado aquí. La policía, los miembros de la ciudad, todos saben lo que pasó, han escuchado, tienen datos de quien pudo ser, había mucha gente, es imposible que nadie sepa algo, había niños corriendo y yo tengo coraje porque, ¿cuántas gentes no se han muerto en East Palo Alto?», apuntó.

Señaló que a lo largo de los años ha perdido a muchos amigos en la ciudad debido a armas de fuego, situación que no quiere que vivan sus hijos.

«Me da tristeza que mis hijos crezcan como yo, mirando violencia y cosas en las redes. Me da tristeza porque ya hubo una generación que nació, creció y miro viendo eso y esta generación quiere crecer diferente, pero estamos en lo mismo, estamos viviendo como hace 20 años, no en 2022», agregó.

«Estoy enojada, tengo ansiedad, me siento muy triste, no quiero vivir aquí ya. Yo crecí aquí y antes no era así, ya no quiero vivir aquí, me quiero ir», sentenció.

Para otra residente, la cual lleva viviendo 40 años en East Palo Alto, la violencia también se palpa en otras formas, pues de acuerdo con ella, cada vez hay más accidentes viales los cuales atribuye al manejo rápido e imprudente por parte de los conductores, así como al abuso de sustancias.

«Me siento con miedo, ya no se siente uno seguro aquí, para nada. He pensado en irme de la ciudad vender mi casa y partir. Ya ni quiero manejar porque todo mundo conduce rápido», abundó.

Detalló que la seguridad en la ciudad ha empeorado últimamente, «antes vendían droga, pero no se miraba tanto accidente, ahora hay muchos, la gente maneja más loco».

De acuerdo con datos de la Patrulla de Carreteras de California, la violencia armada en las autopistas del Área de la Bahía se ha disparado en los últimos tres años; los tiroteos se han duplicado, lo que se suma a la creciente inseguridad.

De acuerdo con el medio NBC, la Patrulla de Caminos de California señaló que hubo 82 tiroteos en las autopistas del Área de la Bahía en 2019, los cuales resultaron en seis muertes y 50 heridos. 

En tanto, en 2020, aumentó en más de 50 por ciento, a 124, con cinco personas muertas y 54 heridas; para 2021, el número de tiroteos llegó a 178: ocho personas murieron y 62 fueron heridas.

A inicios de diciembre de 2021, autoridades del condado de San Mateo dijeron que recolectaron 425 armas de fuego durante un evento de recompra realizada en San Carlos.

Te puede interesar: SF anuncia subvención de 6 mdd para la prevención de violencia con armas

Península 360 Press
Península 360 Presshttps://peninsula360press.com
Estudio de comunicación digital transcultural

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,114FollowersFollow
607FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US