41.4 F
Redwood City
sábado, marzo 25, 2023

Salman Rushdie, una larga lucha por la libertad de expresión

Desde que en 1989 el ayatola Rullolah Khomeini puso precio a su cabeza por la publicación de la novela Los versos satánicos, la del escritor indio-británico Salman Rushdie ha sido una historia de lucha incansable por la libertad de expresión.

El polémico libro narraba, desde la ficción, la vida del profeta Mahoma y una interpretación del Corán que el régimen iraní consideró blasfemo, por lo que emitió una fatua que pedía su asesinato, con una recompensa para quien la ejecutara.

Rushdie pasó cerca de 10 años escondido y viviendo bajo el seudónimo de Joseph Anton. De hecho, la novela que lleva ese título trata de esa oscura etapa. Se exilió en Estados Unidos desde el año 2000, pero aún en este país permaneció con protección y bajo vigilancia hasta que, poco a poco, empezó a relajar las medidas de seguridad. Incluso, viajó a México en 2014 para participar en el Hay Festival Xalapa de ese año, y en 2018 para un conversatorio organizado por la Universidad Autónoma de Nuevo León, en Monterrey.

Sobre esa presentación en el Hay Festival Xalapa 2014, escribí

«Lleva un traje de corte impecable, color plata como el cabello que queda en sus sienes y en la barba de candado. Camina con calma. Sir Salman Rushdie ya pasea sin guardaespaldas por todos lados. Atrás quedaron los tiempos en que el Ayatolah Jomeini puso precio a su cabeza por haber escrito Los versos satánicos, aunque la fatwa no murió con el líder que la impuso.

Pero él ha elegido vivir sin miedo. Quizá lo único que queda de aquellos días es un insistente tic que hace que la nariz se le retuerza constantemente, provocando un movimiento singular también en el labio superior. O tal vez esto ya lo traía de nacimiento».

En esa ocasión, Rushdie habló de su relación con la literatura latinoamericana, desde Carlos Fuentes hasta García Márquez y Juan Rulfo, por supuesto:

«Gracias a su amor por la buena comida, Salman Rushdie conoció a Carlos Fuentes en Tequila, en un almuerzo con el que la Feria Internacional del Libro de Guadalajara agasajó a sus invitados especiales hace ya un par de décadas. Y fue Fuentes, a quien describe como un gran amigo, quien una vez lo puso al teléfono con el autor de Cien años de soledad. “Tuve una conversación extraordinaria con García Márquez porque a él realmente no le gustaba hablar inglés, aunque entendía más de lo que reconocía, y mi español es terrible pero entiendo un poco. Así que teníamos al francés un poco en común. Entonces conversamos en tres idiomas, pero en mi recuerdo no había problemas de idioma, sólo hablábamos. Fue una conversación como de 25 minutos”.

Lector ávido de Ítalo Calvino, Milán Kundera, Gunter Grass y Gabo, Rushdie confiesa que la primera vez que leyó Pedro Páramo no le pareció excepcional. Culpa de este desencanto a la primera traducción al inglés de la obra de Juan Rulfo. “Pero 20 o 25 años después hubo otra traducción mucho mejor. La leí de nuevo y quedé impresionado. En Pedro Páramo puedes ver los inicios de Macondo. Puedes ver que no hay un viaje tan largo de Comala a Macondo”.»

Parece una cruel broma de destino que hoy por la mañana, cuando Rushdie acudió a Chautauqua Institution, un recinto educativo en el estado de Nueva York para participar en una conversación que tenía como tema los Estados Unidos como refugio seguro para escritores exiliados y otros artistas bajo amenaza de persecución, fue víctima de un cobarde ataque.

Rushdie fue apuñalado repetidamente (una vez, en el cuello), cuando lo estaba presentando Henry Reese, cofundador de la organización sin fines de lucro City of Asylum, que es un programa de residencia para escritores exiliados. 

En el momento en que escribo estas líneas, Salman Rushdie está siendo operado. Quien fue presidente del PEN Estados Unidos, una organización que brinda asilo a escritores y periodistas víctimas de persecución política y/o religiosa, hoy está luchando por su vida.

Desde Península 360 Press, este espacio por la libertad de expresión, le deseamos la total y más pronta recuperación.

Opinión: Salman Rushdie, una larga lucha por la libertad de expresión

Irma Gallo es reportera y escritora. Además de Península 360 Press, ha colaborado con Letras Libres, Revista de la Universidad de México, Revista Lee Más Gandhi, Gatopardo, Revista Este País, Sin Embargo, El Universal, Newsweek en Español. Su libro más reciente es Cuando el cielo se pinta de anaranjado. Ser mujer en México (UANL/VF Agencia Literaria, 2020). Twitter: @irmagallo IG: @irmaevangelinagallo.

Te puede interesar: Asesinan en México al periodista Ernesto Méndez, director del medio «Tu Voz»

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,088FollowersFollow
327FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US