81.8 F
Redwood City
sábado, junio 22, 2024
spot_img

Nuevas ordenanzas desatan miedo entre vendedores ambulantes del sur de California

vendedores ambulantes
Foto cortesía: Elijah Hickman

Desde los de tacos hasta los de churros, se ha producido un reciente auge en la aparición de puestos de vendedores ambulantes locales. Más allá de los dulces olores y la hospitalidad de quienes los atienden, surgen historias sobre el peligro y la complejidad de vender comida en las aceras.

Recientemente, el número de puestos y camiones ha aumentado en varios condados del sur de California. Para muchos vendedores, esto es el resultado de la competencia y la necesidad de expandirse a diferentes lugares y de enfrentar los muchos temores de la venta ambulante, como las sanciones de la ciudad, y la competencia entre ellos mismos.

La popularidad de los vendedores ambulantes creció exponencialmente en Los Ángeles el verano pasado, debido a Tik-Tok. En Lincoln Heights surgió un verdadero paraíso de la venta de comida, que las autoridades municipales cerraron en agosto. Fenómeno nada nuevo en toda California.

En Riverside, los vendedores se presentan casi todas las noches con el temor de quedarse sin trabajo. Valente, especializado en tacos, dijo que quiere evitar cualquier tipo de conflicto con los funcionarios de la ciudad, pues el negocio de por sí ya se había visto afectado por la pandemia. Él y sus colegas se desplazan de martes a domingo desde el centro-sur de Los Ángeles hasta Riverside ya que debido al crecimiento de los puestos de tacos en Los Ángeles, han tenido que extenderse a los condados vecinos para llegar a fin de mes.

«Con la pandemia, la verdad es que cada día ha sido más difícil», dijo Valente. «Hay más competencia y menos trabajo para nosotros, pero seguimos aquí intentando seguir vendiendo. Es la necesidad del día a día. Si no salimos de ahí, tampoco hay nada. Hay mucha competencia, y nosotros intentamos destacar».

Para muchos, la venta ambulante es su principal fuente de ingresos, pero la angustia de ser sancionados se cierne cada día sobre ellos. 

Valente cuenta que en Anaheim fue abordado por agentes de policía por no tener permiso. Tiraron toda la comida que se iba a vender ese día.

«(La ciudad) se llevará tus cosas», dijo Valente. «Ese es el miedo más que nada. En Anaheim ocurrió. Lo perdemos todo. Perdemos nuestro día de ganancias».

Estos problemas para los vendedores son un tema recurrente. En Fontana, a pocas ciudades de Riverside, se han enfrentado a una nueva ordenanza: la actualización el mes pasado de la enmienda al Código Municipal nº 22-001, en una votación del concejo municipal de 4 a 1, que otorgará a todos los empleados de la ciudad la autoridad para hacer cumplir la normativa del Departamento de Salud Ambiental a los vendedores ambulantes en Fontana. 

Muchos dijeron que obtener un permiso es casi imposible porque la mayoría no califica para solicitar asistencia o permisos.

Algunos han criticado la ordenanza como una forma de atacarlos aún más, sin buscar la manera de que obtengan permisos para instalarse legalmente. En una reunión del ayuntamiento celebrada el 25 de enero, varios vendedores ambulantes, miembros de la comunidad y organizaciones como la ACLU y el CCAEJ, se manifestaron en contra de la ordenanza.

«Me sorprende que no se incluya a las partes interesadas más importantes cuando se presentan iniciativas como ésta», dijo Ana González en la reunión del ayuntamiento. «Insto al consejo de la ciudad a presentar este tema o simplemente deshacerse de él por completo porque como nuestros colegas han dicho, ACLU y otros abogados están de acuerdo con nosotros en que esta es una ordenanza muy discriminatoria». 

A partir de 2022, California permite la venta ambulante con un permiso. El 10 de febrero, la senadora californiana Lena González presentó el proyecto de ley 972 del Senado que apoya a los vendedores ambulantes de alimentos de California y elimina las barreras, haciendo que los permisos sean más accesibles para la comunidad.

«Estos trabajadores, sin embargo, no han tenido acceso a los documentos que necesitan para poder trabajar y mantener a sus familias», dijo González. «Esto se debe a las políticas del Código de Alimentos al por menor de California que les dificulta el acceso a los sistemas de permisos locales».

El proyecto de ley 972 del Senado probablemente hará que estas autorizaciones estén más disponibles para los vendedores ambulantes y garantizará una preparación más higiénica y segura de los alimentos.

Te puede interesar: Residentes de Redwood City, voten para elegir el mural de equidad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,114FollowersFollow
607FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US