Voto 2020: Ultraderecha busca desinformar a latinos en EE.UU.

Escucha esta columna. En conformidad con accesibilidad de escucha.
Pamela Cruz. Península 360 Press.

La ultraderecha en EE. UU. busca crear desinformación entre el electorado latino y afrodescendiente y, con ello, evitar que voten en las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 3 de noviembre.

Así lo señaló el investigador de Equis Labs, Jacobo Licona, quien destacó que el grupo de extrema derecha que apoya al actual presidente y candidato por el partido republicano, Donald Trump, crea distractores y confusión para así evitar que este sector de la población emita su voto.

«Los malos actores están usando las redes sociales con el objetivo de desinformar, de suprimir el voto y disminuir el entusiasmo entre los electores progresistas clave, incluida la comunidad latina», destacó.

Y es que, dijo, hay diversos matices culturales y demográficos dentro de la comunidad latina y otras comunidades de afrodescendientes, especialmente geográficas y generacionales, que crean las condiciones que llevan fácilmente a la información falsa o desinformación.

En ese sentido, destacó que, en el caso de las personas de la comunidad latina, el idioma español permite que se puedan crear vacíos en la información, mismos que pueden ser explotados para crear narrativas engañosas.

En la comunidad latina, dijo, «los votantes tienden a seguir menos las noticias políticas. Por ello, son más susceptibles a este tipo de tácticas».

Las falsas narrativas suelen amplificarse en las redes sociales –medios que utiliza la comunidad latina–, sobre todo para informarse de temas políticos, precisó Licona durante la videoconferencia «Manipulando el voto: como detectar la desinformación que amenaza las elecciones estadounidenses», realizada por Ethnic Media Services.

También, dijo, hay interferencia externa, como es el caso de Rusia, donde grupos han explotado temas como la inmigración, además de que se promueve la desinformación a través de plataformas de mensajería como WhatsApp.

«Sabemos que (WhatsApp) es muy popular entre la comunidad latina y también entre otras comunidades afrodescendendientes. Es fundamental para la difusión de información y desinformación, lo cual representa un problema porque, en estas plataformas, resulta más difícil de saber qué está pasando», subrayó.

A ello, agregó que la extrema derecha también ha buscado crear tensión racial y división entre las comunidades latinas y afrodescendientes, para generar confusión y miedo.

«Esta división busca reprimir a los votantes latinos y de color, lo que se está tratando de hacer es crear una división y también una desconfianza generalizada sobre el sistema, lo que puede afectar la forma en que la gente vota».

La desinformación que se ha visto durante este periodo electoral ha sobrepasado a anteriores, pues en esta ocasión, destacó, ha logrado que muchos votantes desconfíen del servicio postal, siendo que dicho medio de votación es muy seguro.

«Trump está constantemente impulsando esta teoría sobre la votación por correo y, con ello, muchos amplifican las teorías de fraude y manipulación electoral: afirman que la izquierda está tratando de robar la elección a través del voto por correo».

Lo anterior, destacó, socava la confianza tanto en el proceso electoral como en la integridad de los resultados de las elecciones.

Ejemplo de lo anterior, destacó, es una serie de propaganda que señala que el socialismo está creciendo y que llegará a Estados Unidos, en caso de que Joe Biden ganase, candidato demócrata a quien continuamente relacionan con este tipo de doctrinas políticas y económicas.

Por su parte, el director del programa de Transparencia Algorítmica de la Conferencia Nacional de Ciudadanos, Cameron Hickey, señaló que «la desinformación viral es contagiosa y peligrosa, igual que un virus real. Este contenido se propaga porque las personas lo comparten entre sí. Y crea problemas graves que ponen en peligro nuestra salud y el futuro de nuestra democracia».

Destacó que la desinformación toca temas muy específicos, tal es el caso de las conspiraciones, teorías extremistas que causan miedo y tratan de manipular a las personas, las cuales, incluso, cambian su comportamiento debido a ellas.

Agregó que esta desinformación normalmente está fuera de contexto, tiene falta de lógica, trae a la actualidad temas del pasado, utiliza términos que dividen e incitan al odio, o están basados en «pseudociencia».

En estas elecciones, puntualizó que los temas clave han sido QAnon: Una teoría de conspiración fundada y difundida por la extrema derecha, a través de las redes sociales desde 2017, cuyo líder «Q», hasta la fecha, se desconoce, pero que esparce información de primera mano del gobierno.

QAnon forma parte de la historia de la política de los Estados Unidos principalmente por teorías que apuntan a un sector muy privilegiado en EE. UU. que busca incidir, de manera muy profunda, en la política del país, a tal grado que ha intentado establecer un «Estado oscuro», donde se siembra, principalmente, el racismo, se sobreponen facciones fascistas, antisemitistas y desde donde se promueve xenofobia; de QAnon también se desprenden cultos satánicas cuyo fin es sacrificar a menores con fines sexuales.

QAnon no se limita a la élite política, sino también a la financiera y bancaria; a la industria del consumo alimenticio, se dice que está vinculada con farmacéuticas, la industria del entretenimiento y los medios de comunicación, siendo estos últimos la vía y el camino para la desinformación.

Otro tema es la guerra civil, el cual incluye mensajes tanto de la derecha como de la izquierda que refieren que el país debe prepararse para un conflicto armado y amenazan con supuestas consecuencias si las elecciones no resultan a su favor.

Una hipérbole ideológica: mensajes que señalan que un candidato o partido político instaurará o perpetuará una ideología extremista como el nazismo o el comunismo. 

El acceso al voto es otro tema candente en estas elecciones, pues se dispersan ideas erróneas sobre el cuándo, dónde y cómo votar. Un ejemplo de eso, dijo, es la información falsa de que «los republicanos votan los miércoles, y los demócratas, los martes».

El riesgo que puede sufrir el traslado de las boletas es un tema y preocupación recurrente; esta narrativa envía un mensaje que cuestiona y expone los problemas de votar por correo, por ejemplo, el que puedan ser robadas, manipuladas, retenidas o quemadas, y así propiciar un fraude electoral.

Por ello, se destacó que cada ciudadano tiene un rol qué jugar para reducir el impacto de este contenido que genera confusión y desconfianza durante el proceso electoral, por lo que llamó a verificar la información que se recibe e invitar a que otros también lo hagan, como reportar dicho contenido a plataformas como Junkipedia y, finalmente, compartir información verídica y comprobable.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

942FansLike
1,626FollowersFollow
232FollowersFollow
124SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México