Cada vez menos estadounidenses desean tener hijos

*Cambio climático y economía entre las principales razones

menos estadounidenses desean hijos

Por Pamela Cruz. Península 360 Press [P360P]
Las tasas de natalidad en EE.UU. cayeron durante la pandemia de COVID-19 en medio de las crisis gemelas de salud pública y económica, lo que valida las predicciones que se hicieron al respecto desde el comienzo 

Y es que algunos estiman que habrá cerca de 300 mil nacimientos menos en EE. UU. durante 2021 como resultado del brote de COVID-19. Estas conjeturas ya se están concretando sobre la base de estimaciones mensuales provisionales, advirtió el Pew Research Center.. 

Esto continuó la tendencia a la baja en las tasas de fertilidad en el país, que ya estaban en un mínimo histórico antes de que comenzara la pandemia.

De acuerdo con una encuesta del Pew Research Center, una proporción cada vez mayor de adultos estadounidenses que aún no son padres, manifiesta que es poco probable que tengan hijos, y sus razones van desde simplemente no querer hasta preocupaciones sobre el cambio climático y el medio ambiente.

El documento señala que alrededor del 44 por ciento de las personas que no son padres de entre 18 y 49 años dicen que no es demasiado o nada probable que tengan hijos algún día, lo que ha significado un aumento de 7 puntos porcentuales respecto al 37 por ciento que dijo lo mismo en una encuesta de 2018. 

Mientras tanto, 74 por ciento de los adultos menores de 50 años que ya son padres dicen que es poco probable que tengan más hijos, prácticamente sin cambios desde 2018.

El centro de investigaciones destaca que tanto entre los que son padres como en los que no lo son, hombres y mujeres tienen la misma probabilidad de decir que probablemente no tendrán hijos ‒o más hijos‒ en el futuro. 

Quizás no sea sorprendente que los adultos de 40 años sean mucho más propensos que los más jóvenes a decir que es poco probable que tengan hijos o que tengan más hijos en el futuro, Pues alrededor del 85 por ciento de los que no son padres de entre 40 y 49 años dicen esto, en comparación con el 37 por ciento de los menores de 40 años. 

En tanto, 91 por ciento de los padres mayores dicen que probablemente no tendrán más hijos, y el 60 por ciento de los padres más jóvenes señala lo mismo.

La mayoría ‒56 por ciento‒ de los no padres menores de 50 años que dicen que es poco probable que algún día tengan hijos, refirieron que simplemente no quieren tener hijos. Los adultos sin hijos menores de 40 años tienen más probabilidades de decir esto que los que tienen entre 40 y 49 años ‒60 por ciento frente a 46 por ciento, respectivamente. No existen diferencias por género.

Entre los adultos sin hijos que dicen tener alguna otra razón para pensar que no tendrán hijos en el futuro, no se destaca ninguna razón. 

Aproximadamente 2 de cada 10 ‒19 por ciento‒ dicen que se debe a razones médicas, el 17 por ciento dice que es por motivos financieros y 15 por ciento destaca que es porque no tienen pareja.

A su vez, aproximadamente uno de cada 10 dice que su edad o la edad de su pareja ‒10 por ciento‒ o el estado del mundo ‒9 por ciento‒ es una razón por la que no planean tener hijos. Un 5.0 por ciento adicional cita razones ambientales, incluido el cambio climático, y el 2.0 por ciento argumenta que su pareja no quiere tener hijos.

Cuando se trata de padres de 18 a 49 años que dicen que es poco probable que tengan más hijos en el futuro, nuevamente una mayoría ‒63 por ciento‒ destaca que es porque simplemente no quieren. 

Aquí el género si importa pues los padres ‒69 por ciento‒ tienen más probabilidades de decir esto que las madres ‒59 por ciento‒, al igual que los padres menores de 40 ‒71 por ciento‒ en comparación con los de 40 a 49 ‒57 por ciento‒.

Entre los menores de 50 años que dicen que hay alguna otra razón por la que probablemente no tendrán más hijos, la edad, ya sea la de ellos o la de su pareja, y las razones médicas se encuentran entre los principales motivos ‒el 29 y el 23 por ciento de este grupo lo dijeron, respectivamente‒. 

A ello secundan las razones económicas ‒14 por ciento‒ y el hecho de que ya tienen hijos ‒11 por ciento‒. Las acciones más pequeñas citan el estado del mundo ‒4 por ciento‒, no tener pareja ‒2 por ciento‒ o tener una pareja que no quiere tener hijos ‒2 por ciento‒.

Las madres y los padres generalmente dan razones similares para decir que es poco probable que tengan más hijos, pero las madres son más propensas que los padres a mencionar razones médicas ‒27 frente a 16 por ciento‒, mientras que los hombres son más propensos que las mujeres a citar que ya tienen hijos ‒18 frente a 6 por ciento.

Aproximadamente una cuarta parte de los padres menores de 40 que no esperan tener más hijos en el futuro citan razones financieras ‒26 por ciento‒, en comparación con el 8 por ciento de los que tienen entre 40 y 49 años. 

También es más probable que el grupo más joven mencione no tener una pareja ‒6 frente al 1 por ciento‒, mientras que los padres mayores son más propensos a decir que la edad es una razón por la que no esperan tener más hijos ‒41 por ciento de los que tienen entre 40 y 49 años frente al 5 por ciento de los menores de 40.

Colapso de bebés en el horizonte

En general la tasa de natalidad de EE. UU. cayó un 4.0 por ciento en 2020 según datos provisionales, y una mirada a diciembre de 2020, el mes en que habrían nacido los bebés concebidos al comienzo de la pandemia, muestra una disminución del 8.0 por ciento con respecto al diciembre anterior, lo que sugiere que las mujeres pueden haber pospuesto embarazos en respuesta a la actual crisis de salud pública.

Otros países avanzados también han comenzado a experimentar una disminución de las tasas de natalidad. Italia, Japón, Francia y Bélgica se encuentran entre los países que han informado de caídas repentinas en los nacimientos unos nueve meses después del inicio de la pandemia, en comparación con el año anterior.

La tasa general de fertilidad en EE. UU. ya estaba en un mínimo histórico antes de que comenzara la pandemia de COVID-19. En 2019, hubo 58.3 nacimientos por cada mil mujeres de 15 a 44 años, frente a 59.1 en 2018, lo que lo convierte en el quinto año consecutivo en que la tasa de fertilidad disminuyó.

Cabe destacar que las tasas de natalidad han disminuido para las mujeres nacidas en la unión americana y en el extranjero. Aún así, las mujeres inmigrantes representan una parte desproporcionada de los nacimientos en el país entre las mujeres de 15 a 44 años. En 2017, el 14 por ciento de la población estadounidense nació en el extranjero, pero el 23 por ciento de todos los nacimientos fueron de mujeres inmigrantes.

El centro de investigación destaca que, durante décadas, una gran parte de los nacimientos de inmigrantes en EE. UU. fueron de madres de ascendencia mexicana ‒42 por ciento en 2000. 

Pero el perfil demográfico de las nuevas madres ha cambiado en los últimos años a medida que los patrones de inmigración han cambiado. Específicamente, los flujos de inmigración de América Latina se han desacelerado y la inmigración asiática está aumentando. 

Como resultado, solo una cuarta parte de los nacimientos de inmigrantes estadounidenses fueron de mujeres nacidas en México en 2018. Entre las mujeres inmigrantes en general, la mitad de todos los nacimientos en 2018 fueron de mujeres hispanas, frente al 58 por ciento en 2000.

Te pueden interesar: Covid-19 y zonificación restrictiva agravan crisis de vivienda en California

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

848FansLike
1,550FollowersFollow
191FollowersFollow
62SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México