49.6 F
Redwood City
lunes, diciembre 5, 2022

Niñez y otros sectores vulnerables ante falta de cobertura en servicios médicos de EE. UU.

cobertura en servicios médicos

Por Cristian Carlos, especial para Península 360 Press [P360P]

Los estados deben volver a verificar la elegibilidad de todos los beneficiarios de Medicaid, incluidos los niños, para mantener la cobertura en servicios médicos continua durante la pandemia, con la inminente terminación de la financiación de la Emergencia de Salud Pública (PHE) COVID-19, se estima que entre 800 mil y 1.2 millones de californianos perderán su cobertura de atención médica de MediCal como resultado.

Por ello, Ethnic Media Services ofreció una sesión informativa donde oradores abordarán la importancia de mantener servicios médicos infantiles, los pasos que los estados y los legisladores federales deben tomar para asegurar que los niños estén adecuadamente protegidos, como la AB 2402, que garantiza un mínimo de cinco años de asistencia sanitaria para los niños de California.

Mayra E. Álvarez, presidenta de The Children’s Partnership, dijo que «no podemos pasar por alto el papel tan importante que tiene el acceso a la atención médica» en las infancias. Dijo que los programas de atención médica terminarán en el mes de julio de este año, como el Medicaid, pero que tiene la confianza en que se renueve y se conserve por más tiempo del inicialmente previsto.

Álvarez prevé que hasta 40 millones de estadounidenses se verán afectos dada la interrupción de los programas de atención médica, tal es el caso de Medicaid para antes de 2023. 2.3 millones de estas personas se encuentran en el estado de California, refirió Álvarez; de ellos, hasta 1.2 millones de infantes que perderán su cobertura de MediCal en California. Señaló que es la población infantil afrodescendiente la que se vuelve más vulnerable ante la falta de cobertura de servicios de salud. Aseguró que esta situación se ve todavía más agravada para la comunidad latina. Indicó que el senado se encuentra en ello para evitarlo y asegurar el correcto desarrollo de la sociedad futura.

Opinó que espacios como los que ofrece Ethnic Media Services sirve para que información como esta llegue a las familias y sepan sobre su situación.

Joan Alker, profesora de investigación y directora ejecutiva del Centro para Niños y Familias de la Universidad de Georgetown dijo que se generó un reporte por parte del mismo centro en el que se puede concluir, para 2023, hasta cinco millones de niños perderán la cobertura del seguro médico. Esta pérdida de cobertura sanitaria, señaló, podría tener efectos devastadores en la salud y el bienestar futuros de estos niños. Por ejemplo, la falta de acceso a la atención médica periódica puede provocar un aumento de las tasas de enfermedades crónicas como el asma y la diabetes. Estos problemas de salud pueden tener un impacto significativo en la capacidad del niño para aprender en la escuela, así como en su calidad de vida en general.

Sugirió Alker que los niños suelen ser los miembros más vulnerables de la sociedad. «En consecuencia, los niños suelen tener dificultades para recibir una atención sanitaria adecuada. Esto es especialmente cierto para los que no tienen seguro», dijo. Y es que la niñez vulnerable está expuesta a todo tipo de amenazas, desde la enfermedad hasta la pobreza, y pueden no tener voz para hablar por sí mismos.

«Sin embargo, el futuro de este programa es incierto», mencionó. Si el senado estadounidense no hace algo al respecto, muchos niños podrían perder el acceso al seguro médico. Esto podría ponerlos en riesgo de sufrir todo tipo de problemas de salud.

Los niños necesitan un seguro médico ahora más que nunca. No hay razón para que se les prive de este recurso esencial. «Podemos garantizar que millones de niños puedan recibir la atención que necesitan», finalizó.

Georgina Maldonado, directora ejecutiva de la Iniciativa de Salud Comunitaria del Condado de Orange, inició su participación diciendo que este fenómeno no es exclusivo sólo de la población infantil, sino que afecta a personas de todas las edades.

«Existen varios retos para lograr el acceso a los planes de salud para todas las edades en EE.UU.», dijo.

Explicó Maldonado que durante muchos años, los latinos han sido el grupo de población más numeroso de Estados Unidos y «sin embargo, todavía se enfrentan a una serie de problemas de salud». Cabe señalar que la población infantil latina que vive en Estados Unidos tiene tasas más altas de obesidad, presión arterial alta y diabetes que los blancos no latinos.

«Las razones de estas estadísticas son complicadas, pero una gran parte es que muchos latinos carecen de seguro médico. Sin seguro, es difícil recibir revisiones periódicas y tratamiento para enfermedades crónicas», dijo Maldonado. Y es que enfermedades como la obesidad y la diabetes, son factores de riesgo ante epidemias.

En respuesta a este problema, la Iniciativa de Salud Comunitaria del Condado de Orange ha estado trabajando para hacer que el seguro médico sea más accesible para los latinos. La iniciativa ha ayudado a dar cobertura a cientos de miles de personas en Estados Unidos, incluidas muchas familias latinas.

Y es que, por ejemplo, aunque Medicare, Medicaid y otras opciones de seguro público están disponibles para las personas de 65 años o más, la cobertura es insuficiente para el creciente número de personas que mantienen la salud y la función cognitiva hasta bien entrados los 70, 80 y más años. Es decir, muchos adultos mayores no pueden optar a los seguros públicos porque no cumplen los criterios de elegibilidad o han agotado las prestaciones de Medicare.

No sólo los adultos mayores tienen problemas para acceder a la cobertura en servicios médicos en EE.UU.

Los más jóvenes también luchan por obtener una cobertura de seguro médico adecuada. Por ejemplo, una parte importante de las personas sin seguro en EE.UU. son adultos jóvenes de entre 18 y 34 años que no cumplen los requisitos para obtener un seguro público. Pueden no ser elegibles para el seguro público porque no califican para la expansión de Medicaid de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) o porque ganan demasiado dinero para calificar para los planes subsidiados del mercado ACA.

Además, muchos adultos jóvenes pueden renunciar a la cobertura sanitaria incluso cuando es asequible porque están más sanos que los adultos mayores y creen que no la necesitarán. Sin embargo, los adultos jóvenes a menudo subestiman su riesgo de sufrir una enfermedad o lesión que ponga en peligro su vida o que les incapacite y que pueda dar lugar a costosas facturas médicas.

Por el contrario, algunos adultos mayores pueden sobrestimar sus necesidades sanitarias y contratar un seguro demasiado amplio que les suponga elevados gastos.

Yingjia Huang, Departamento de Servicios Sanitarios de California, dijo que se pretende proteger a las personas que dependen de MediCal. El estado ha recibido más de mil millones de dólares en fondos federales para ayudar a garantizar que las personas actualmente cubiertas por MediCal puedan seguir recibiendo atención. El Departamento de Servicios de Salud de California actuará para reducir el número de personas que perderán la cobertura en los planes de MediCal y para garantizar que nadie pierda su cobertura de seguro médico como resultado de los recortes federales.

Los esfuerzos del estado se centrarán en puntos clave como la ampliación la elegibilidad para la cobertura de MediCal y fomentar la inscripción a través de la divulgación y la asistencia.

Te puede interesar: CDC da luz verde a refuerzo de vacunas COVID-19 de Pfizer a niños de 5 a 11 años

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
1,652FollowersFollow
281FollowersFollow
138SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México