73.9 F
Redwood City
viernes, junio 21, 2024
spot_img

Comunidad transgénero en EE.UU. enfrenta guerra cultural y política

.

La comunidad transgénero en Estados Unidos se enfrenta a una guerra cultural, pero también política, al implementarse leyes que van en contra de sus derechos y que ponen en riesgo su salud y en peligro a sus familias, obligándolos a cambiar de residencia en busca de una mejor vida.

Nadine Smith, directora ejecutiva de Equality Florida, una organización sin fines de lucro que aboga por los derechos civiles y la protección de los residentes lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer del estado de Florida, mostró su preocupación por las leyes a las que se enfrentan las personas transgénero, por un caso en particular, que es la prohibición de atención médica para jóvenes y niños transgénero al poner en peligro su vida, y donde si se presenta la atención se criminaliza al médico.

Ante ello, hizo un llamado a la unión de la sociedad durante una conferencia de prensa organizada por Ethnic Media Services, en donde subrayó que «ese es el problema real, estamos luchando contra la definición de la libertad, estamos luchando contra la definición de democracia y todos tenemos un papel aquí, no tienes que conocer una persona transgénero para poder entenderlos».

Por su parte, Gene Wu, representante del estado de Texas destacó que «Los legisladores siempre buscan molestar a los grupos pequeños que no tienen grande representación y que, así como hoy lastiman a la comunidad transgénero, el día de mañana van a buscar dañar a otro grupo de la sociedad, por lo que, ante esta situación, lo único viable es la unidad y el respeto».

«Yo pienso que es importante que las personas se preocupen de estos temas y digan, yo no soy transgénero y tal vez no tenga amigos transgénero, pero ellos tienen el derecho de vivir su vida como ellos quieran, consultar sus propios médicos, consultar sus propias familias, y tienen el derecho de hacer lo que piensan que es necesario para mantenerse vivos y felices. Igual que yo tengo el derecho de hacer lo que yo veo correcto y cuidar mi propio cuerpo», puntualizó.

Sailor Jones, director asociado de Common Cause North Carolina, expuso que las leyes que van en contra de la comunidad transgénero están dañando a las familias y a las personas, al tiempo que se convierten en una represión de su personalidad, eso sin hablar del daño psicológico que provocan.

«Nosotros sabemos que la mayor parte de los jóvenes transgénero y no binarios piensan que estos debates alrededor de los temas transgénero están impactando en su salud mental de una manera negativa, sabemos que casi la mitad de los jóvenes han sufrido bullyng en las redes».

Sailor Jones muestra su preocupación en los jóvenes que se enfrentan al acoso y las burlas en su entorno que lleva a los jóvenes a la salida más sencilla y la más lamentable que es el suicidio. 

Finalmente, Susan Maasch, fundadora de Trans Youth Equality Foundation, recordó que las familias que apoyan a la comunidad transgénero, enfrentan diversos problemas.

Agregó que el temor de los familiares es por las leyes tan fuertes que se aplican, y por el odio en las escuelas y en la sociedad. Hoy cientos de personas toman sus carros con lo indispensable, venden sus cosas y abandonan su hogar en busca de un lugar mejor.

Sumado a esto, la preocupación médica es la más presente entre los expertos. Muchos niños y niñas deciden comenzar su tratamiento para una transformación de género. Sin embargo, es un tema delicado y lleva un proceso especial, por lo que un médico debe estar de la mano de la familia para lograr tener éxito.

«Los políticos no han hecho su tarea y no han ayudado, eso es indignante porque hay discusiones acerca de obligar a los niños que se quiten las hormonas que llevan dándoles un mes, sin entender lo complejo que es este sistema de hormonas, los peligros, la depresión, la desesperación que van a sentir los niños, además de poder desarrollar pensamientos suicidas y todo lo que atravesaran los padres y los políticos decidiendo que no pueden buscar cuidados, mientras que los médicos pueden ser procesados por la fiscalía si brindan su apoyo», agregó Susan Maasch.

Mientras los políticos hacen ruido para llamar la atención con leyes que violan los derechos de las personas transgénero, los ciudadanos estadounidenses piden que se ocupen en temas más importantes que de verdad afectan a la sociedad y que son realmente necesarios. Sin embargo, mientras las peticiones son escuchadas, la comunidad transgénero se enfrenta a retos muy complicados.

Cabe destacar que, sin la empatía, el apoyo y la atención de los gobiernos y de la sociedad, los jóvenes transgénero y sus familias se enfrentan a situaciones muy difíciles en materia económica y de discriminación que terminan por obligarlos a salir de sus hogares o en algunos casos la salida más común suele ser el suicidio. 

Los datos indican que el 82 por ciento de los ha pensado en suicidarse, mientras que 40 por ciento lo ha intentado.

Te puede interesar: La batalla para prohibir los libros en las escuelas se intensifica drásticamente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,114FollowersFollow
607FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US