70.8 F
Redwood City
domingo, abril 21, 2024
spot_img

Llaman a residentes del Área de la Bahía a conocer sus derechos como inquilinos

Foto: Emily Morales P360P

MENLO PARK.- Ante las situaciones de desalojo y el aumento excesivo de las rentas en el condado de San Mateo, mujeres como Laura, Trinidad, Katherine y Amy, residentes en el área, llamaron a la población a conocer sus derechos como inquilinos al tiempo que dieron a conocer las historias de sus familias, ello como parte del foro «Los Inquilinos Pertenecen» en el marco del mes de la Vivienda Asequible.

El evento llevado a cabo este sábado 13 de mayo, se realizó con el objetivo de concientizar sobre los derechos de las personas inquilinas y su importancia en ciudades que tienen un gran número de habitantes sin una propiedad, como es el caso de Menlo Park, donde 42 por ciento de residentes alquilan una casa, de acuerdo con los datos de las asociaciones civiles. 

«Los inquilinos no disfrutan de los mismos derechos que los dueños de hogar, no disfrutan de las mismas protecciones de la misma estabilidad y resulta que muchos inquilinos son hispanohablantes, son personas inmigrantes, a veces personas indocumentadas que no siempre conocen sus derechos o son desalojados y piensan que eso es permitido por su estatus ‒migratorio‒», explicó Ofelia Bello, directora de Jóvenes Unidos Por Acción Comunitaria ‒YUCA, por sus siglas en inglés‒.

Además de YUCA, el foro también fue presentado por Menlo Together, Fe en Acción en el Área de la Bahía y Consejo de Liderazgo de Vivienda en el Trinity Hall de Menlo Park.

Entre las voces que buscan expandirse, estuvieron Laura Rubio de East Palo Alto, Trinidad Villegas de Redwood City, Katherine Dumont de Menlo Park, así como Amy Arellín, la cual habló en representación de su mamá; esta última tuvo que darle mantenimiento a la casa que rentaba, ya que su arrendador no hacía caso alguno.

Por su parte, Trinidad inició en la lucha por la justicia para inquilinos cuando su renta incrementó 400 dólares de un momento a otro, lo que la orilló a buscar un segundo trabajo y descuidar su salud; días más tarde, la organización Fe en Acción se presentó en su iglesia para visibilizar otros casos similares, se organizaron y consiguieron un tope del 10 por ciento en el aumento anual de la renta en Redwood City, donde reside hace 22 años. 

Foto: Emily Morales P360P

«Redwood City es mi hogar y me gusta porque ahí vive mi familia, viven mis nietos, vive toda esta comunidad tan hermosa con ganas de luchar, como yo. Yo como cientos de personas vivo preocupada por mantener un lugar digno para mí y para mi familia, por mantener la salud con tanto estrés que vivimos con esta situación de vivienda», confesó Trinidad. 

A esta misma lucha se unieron Laura Rubio y Katherine Dumont por las situaciones de desalojo que vivieron; la primera de ellas recibió una notificación de desalojo de tres días luego de oponerse al remolque con grúa de sus vehículos y los de sus vecinos, desde entonces la lucha por una vivienda justa se volvió su pasión. 

Las cuatro ponentes hicieron un llamado a la población en general a conocer sus derechos como inquilinos, acercarse a las autoridades locales, así como a las organizaciones civiles para acudir a la corte en caso de una orden de desalojo. 

Asimismo, Amy Arellín invitó a informarse sobre las políticas locales y ejercer el derecho al voto a quienes lo tengan, así como expresar sus testimonios sobre este tema. 

Iniciativas

Fe en Acción en el Área de la Bahía dio a conocer que presentaron un documento con tres propuestas al Concejo de la ciudad para que se incluya en el Plan Anti-desplazamiento en Redwood City. 

La primera es una ley local de anti-acoso con un mecanismo de rendición de cuentas para quien no la cumpla. La segunda propone proteger a los inquilinos ante los desalojos por renovación, ya que se requeriría la justificación de la remodelación e incluiría el derecho a regresar para las personas que rentan en el lugar.

Finalmente, plantean la implementación de una oficina de relación entre dueños e inquilinos para atender todos los asuntos ligados con la vivienda y la creación de un registro de rentas. 

La organización Jóvenes Unidos Por Acción Comunitaria también tiene una propuesta de legislación local, la Ley de Oportunidad de Compra ‒OPA por sus siglas en inglés‒, la cual ofrecería a las familias inquilinas la oportunidad de conocer sobre la venta del inmueble que habitan y la posibilidad de hacer una oferta. 

«La política propone que cuando se va a vender una casa donde vive una familia que son inquilinos, el dueño de la casa le tiene que hacer saber al inquilino que se vende la casa y le tienen que dar a ellos la oportunidad de la primera oferta para que adquieran el inmueble», explicó la directora Ofelia Bello. 

Agregó que la meta de esta ley es que los inversionistas no traten a la comunidad como una transacción, puesto que los precios de las casas en California, en especial en el Área de la Bahía, han subido «muchísimo», lo que lleva a que los empresarios vean el portafolio de casas como una oportunidad para volverse más ricos. 

«No puede ser que, como comunidad, nos importe más que un inversionista gane dinero opuesto a que una familia tenga estabilidad y tenga la oportunidad para comprar la casa», sentenció Ofelia. 

Asimismo, la iniciativa integra una manera en que las organizaciones de vivienda en East Palo Alto ayuden a las familias a comprar sus casas, específicamente Desarrolladores de casas Asequibles ‒Affordable Casa Developers‒.

Te puede interesar: Antioch cuenta con un nuevo equipo de respuesta a crisis de salud mental

Emily Morales
Emily Morales
Soy una periodista interesada en comunicar con perspectiva de derechos humanos las historias que me relata el pueblo. Mis pasiones son escribir, bailar, así como estar en contacto con la naturaleza y las raíces de mi comunidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,114FollowersFollow
607FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US