Cristian Carlos

NSO Technologies, mejor conocida como NSO Group es responsable de haber desarrollado el software malintencionado conocido como Pegasus que, de acuerdo con las políticas israelitas, es considerado como arma en Israel y que, haciendo uso de la fuerza bruta, Pegasus se instala en un iPhone vulnerable para quebrantar la seguridad del dispositivo y leer contenido privado remotamente sin la autorización del usuario del iPhone.

Pegasus, informó The Washington Post, fue instalado en dispositivos de 11 diplomáticos estadounidenses que se encuentran en Uganda y parte del este del continente africano.

Por su parte, NSO Group, dueña del software malicioso de espía, declaró: «Nos hemos comprometido anteriormente a que una vez que exista una sospecha de que un cliente hace un mal uso de la tecnología vendida por NSO, la empresa investigará y rescindirá el contrato si se determina que es cierto», en este caso, el gobierno estadounidense.

Por su parte, en el comunicado de prensa, Apple señala que fabrican «los dispositivos móviles más seguros del mercado e invierte constantemente en reforzar la protección de la privacidad y la seguridad de sus usuarios».

Craig Federighi, vicepresidente senior de Ingeniería de Software de Apple declaró que, en Apple, «nos tomamos muy en serio cualquier ataque a nuestros usuarios, y trabajamos constantemente para reforzar las protecciones de seguridad y privacidad en iOS para mantener a todos nuestros usuarios a salvo».

Recientemente, Apple demandó a NSO Group por vulnerar la seguridad de los usuarios y se pide que se le encuentre culpable de todos los daños que pudieron haber sufrido las personas espiadas. De acuerdo en el boletín de prensa emitido por Apple el 23 de noviembre de 2021, «NSO Group crea una sofisticada tecnología de vigilancia patrocinada por el Estado que permite que su software espía altamente dirigido vigile a sus víctimas. Estos ataques sólo se dirigen a un número muy reducido de usuarios, y afectan a personas de múltiples plataformas, incluidas iOS y Android. Investigadores y periodistas han documentado públicamente un historial de abusos de este software espía para atacar a periodistas, activistas, disidentes, académicos y funcionarios públicos».

Por ello, Apple pidió a los usuarios, como es costumbre, mantener el teléfono con las actualizaciones automáticas activadas, ya que, comentó, no se ha encontrado evidencia de ataques en iOS 15 y versiones posteriores.

La demanda, explica Apple, tiene por objetivo «la reparación de las flagrantes violaciones de las leyes federales y estatales de Estados Unidos por parte de NSO Group, derivadas de sus esfuerzos por atacar a Apple y a sus usuario».

Para reforzar esfuerzos como estos, «Apple contribuirá con 10 millones de dólares, así como con los daños y perjuicios derivados de la demanda, a organizaciones que se dedican a la investigación y la defensa de la cibervigilancia».

Ahora, cada vez que Apple descubra una actividad consistente con un ataque de spyware patrocinado por el estado, Apple enviará una a los usuarios afectados de acuerdo con las mejores prácticas de la industria.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here