64 F
Redwood City
martes, agosto 9, 2022

¿Llegas a sentir tristeza durante estas fechas?

tristeza invernal

Por Pamela Cruz. Península 360 Press [P360P]
Muchas personas pasan por períodos cortos en los que se sienten tristes. Estos cambios de humor comienzan y terminan cuando cambian las estaciones.

Las personas pueden comenzar a sentirse «deprimidas» cuando los días se acortan en el otoño y el invierno ‒también llamada «tristeza invernal»‒ y comienzan a sentirse mejor en la primavera, con horas de luz más largas.

En algunos casos, estos cambios de humor son más graves y pueden afectar la forma en que una persona piensa y maneja las actividades diarias, señala el Instituto Nacional de Salud Mentad de EE. UU. (NIH, por sus siglas en inglés).

Así, si usted ha notado cambios significativos en su estado de ánimo y comportamiento cada vez que cambian las estaciones, es posible que esté sufriendo un trastorno afectivo estacional(TAE), un tipo de depresión.

En la mayoría de los casos, los síntomas del TAE comienzan a fines del otoño o principios del invierno y desaparecen durante la primavera y el verano; esto se conoce como SAD de patrón invernal o depresión invernal. 

Algunas personas pueden experimentar episodios depresivos durante los meses de primavera y verano; esto se llama SAD de patrón de verano o depresión de verano, sin embargo , es menos común.

¿Cuáles son los signos y síntomas del TAE?

El TAE no se considera un trastorno separado, sino un tipo de depresión que se caracteriza por su patrón estacional recurrente, con síntomas que duran entre 4 y 5 meses por año. Por lo tanto, los signos y síntomas del TAE incluyen los asociados con la depresión mayor y algunos síntomas específicos que difieren para el patrón de invierno y el de verano. 

Cabe resaltar que no todas las personas con TAE experimentarán todos los síntomas.

Los síntomas de la depresión mayor pueden incluir:

  • Sentirse deprimido la mayor parte del día, casi todos los días.
  • Perder interés en actividades que alguna vez disfrutó
  • Experimentar cambios en el apetito o el peso.
  • Tener problemas para dormir
  • Sensación de letargo o agitación
  • Tener poca energía
  • Sentirse sin esperanza o sin valor
  • Tener dificultad para concentrarse
  • Tener pensamientos frecuentes de muerte o suicidio.

Para el TAE de patrón invernal, los síntomas específicos adicionales pueden incluir:

  • Dormir demasiado (hipersomnia)
  • Comer en exceso, especialmente con antojo de carbohidratos
  • Aumento de peso
  • Retraimiento social (sentirse como hibernando)

Los síntomas específicos del TAE con patrón de verano pueden incluir:

  • Problemas para dormir (insomnio)
  • Falta de apetito, que conduce a la pérdida de peso.
  • Inquietud y agitación.
  • Ansiedad
  • Episodios de comportamiento violento
  • Obtenga ayuda inmediata

Si usted o alguien que conoce se encuentra en peligro inmediato o está pensando en hacerse daño, puede llamar de manera gratuita a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK (8255). O también puede enviar un mensaje de texto a la línea de texto de crisis (HOLA al 741741) o utilizar el chat de Lifeline en el  sitio web de la Línea Nacional de Prevención del Suicidio.

¿Quién desarrolla SAD?

Millones de adultos estadounidenses pueden sufrir de SAD, aunque es posible que muchos no sepan que tienen la afección. El TAE se presenta con mucha más frecuencia en mujeres que en hombres, y es más común en quienes viven más al norte, donde hay menos horas de luz durante el invierno. Por ejemplo, las personas que viven en Alaska o Nueva Inglaterra pueden tener más probabilidades de desarrollar SAD que las que viven en Florida. En la mayoría de los casos, el SAD comienza en la edad adulta.

¿Qué causa el TAE?

Los científicos no comprenden completamente qué causa el TAE. Las investigaciones indican que las personas con SAD pueden tener una actividad reducida de la serotonina ‒neurotransmisor‒ químico del cerebro, que ayuda a regular el estado de ánimo. 

La investigación también sugiere que la luz solar controla los niveles de moléculas que ayudan a mantener los niveles normales de serotonina, pero en las personas con SAD, esta regulación no funciona correctamente, lo que resulta en una disminución de los niveles de serotonina en el invierno.

Otros hallazgos sugieren que las personas con SAD producen demasiada melatonina, una hormona fundamental para mantener el ciclo normal de sueño y vigilia. La sobreproducción de melatonina puede aumentar la somnolencia.

Tanto la serotonina como la melatonina ayudan a mantener el ritmo diario del cuerpo que está ligado al ciclo estacional noche-día. En las personas con TAE, los cambios en los niveles de serotonina y melatonina alteran los ritmos diarios normales. Como resultado, ya no pueden adaptarse a los cambios estacionales en la duración del día, lo que provoca cambios en el sueño, el estado de ánimo y el comportamiento.

Los déficits de vitamina D pueden exacerbar estos problemas porque se cree que la vitamina D promueve la actividad de la serotonina. Además de la vitamina D que se consume con la dieta, el cuerpo produce vitamina D cuando se expone a la luz solar sobre la piel. 

Te puede interesar: San Mateo lanza programa para atender emergencias de salud mental

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
1,652FollowersFollow
246FollowersFollow
138SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México