Empresas anuncian éxodo de Silicon Valley

Pamela Cruz. Península 360 Press [P360P].

La pandemia por COVID-19, la cual ha ocasionado que un gran número de oficinas de las empresas de tecnología de Silicon Valley estén vacías, así como los cada vez más altos costos de vivir en California, son algunos de los motivos por los que varias empresas han iniciado el éxodo de esta región.

Si bien 1938, cuando se fundó Hewlett-Packard a las afueras de San Francisco, se considera el inicio de Silicon Valley, lo cierto es que actualmente existe un mayor descontento por el alto costo de vida, la poca disponibilidad de vivienda, así como los altos niveles de delincuencia.

A pesar de que se ha mencionado que algunos de los principales competidores de esta área de la bahía podrían ser Los Ángeles o Nueva York, el estado de Texas parece ser que está captado el interés de algunas firmas de tecnología, ya sea la ciudad de Houston o en Silicon Hills, a las afueras de Austin.

Desde 2013 se habla de un fuerte crecimiento en estas zonas, con muchos trabajos del sector comúnmente conocido como STEM –Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas–, así como por su exitoso modelo de exportación de servicios médicos gracias al clúster del Texas Medical Center.

Y es que el estado cuenta con buenas universidades, como Rice en Houston y la University of Texas at Austin, además de tener cierta tradición de empresas de tecnología, pues en 1941 se fundó Texas Instrument en Dallas, tan sólo dos años después de Hewlett-Packard en San Francisco. 

Inicia el éxodo 

A inicios de diciembre, Hewlett Packard Enterprise, que aglutina las actividades de software y servicios empresariales, tras la división de Hewlett-Packard en 2015, anunció que mudará sus oficinas a Houston, lo cual se considera un duro golpe en la historia del Silicon Valley.

Antonio Neri, presidente y CEO de la firma, dijo que han «escuchado a los miembros del equipo, quienes han dicho que quieren pasar menos tiempo en un lugar de trabajo físico. Y en respuesta a este nuevo futuro del trabajo hemos revaluado nuestra estrategia inmobiliaria».

Su nueva instalación será un campus de 568 mil pies cuadrados en Springwoods Village, al norte de Houston, la cual contará con un gimnasio y áreas al aire libre para practicar yoga. Si bien la compañía mantendrá un área de innovación en San José, hará de Houston su centro de negocios y empleo.

A este anuncio se sumó Elon Musk, quien, el 10 de diciembre pasado, anunció que abandonó su residencia en Silicon Valley y se mudó al estado de Texas, debido a la «complacencia» que últimamente se ha apoderado de la meca de la innovación y la tecnología en EE. UU.

De igual formas, anunció su intención de mover las oficinas centrales de Tesla Motors, ya sea a Nevada, en donde tiene una fábrica de baterías, o a Texas, en donde opera SpaceX. 

Otra firma que hace unos días anunció su intención de mudarse es Oracle, la cual después de más de cuarenta años en Silicon Valley, señaló que trasladará su sede de Redwood City a la localidad de Austin, un incipiente polo tecnológico que se está formando al sur de EE. UU.

En un comunicado la firma explica que «creemos que estos movimientos nos posicionan mejor para crecer y brindan a nuestro personal más flexibilidad sobre dónde y cómo trabajan». Dependiendo de su puesto, muchos empleados podrán elegir en qué oficina quieren trabajar. 

A estos anuncios se suman las mudanzas de los responsables de Dropbox y Splunk, Andrew Houston y Douglas Merrit, respectivamente, a la localidad de Austin, así como el empresario de capital riesgo y cofundador de Palantir, Joe Lonsdale, entre otros.

Las personas también están dejando el estado

De acuerdo con los datos del Servicio Postal de Estados Unidos, entre marzo y noviembre de este año alrededor de 90 mil ciudadanos de San Francisco notificaron un cambio de domicilio fuera de la ciudad, la mayor parte de ellos con destino a Florida, Nevada y Colorado.

Según la estimación del censo, la ciudad tenía 881 mil 500 habitantes el año anterior, por lo que de confirmarse esta pérdida se traduciría en una reducción de la población de más del 10 por ciento, misma que no se ha visto compensada con la llegada de nuevos residentes.

Y es que el portal inmobiliario Zillow menciona que el precio medio de una vivienda puede rondar los 600 mil dólares en California, aunque en ciudades como Palo Alto o Cupertino, en donde tiene su sede Apple, el precio supera ampliamente los dos millones de dólares.

Mientras que datos de la Oficina de Análisis Económico, vivir en California es más caro que en la mayoría de las entidades de EE. UU., pues los bienes y servicios cuestan un 15.4 por ciento más que el promedio a nivel nacional.

1 COMMENT

  1. Todo tiene un empiezo y un fin. Lamentablemente las compañías de tecnología se enajenaron con hacer dinero y se olvidaron del pueblo. Quizá este sea un karma

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
1,652FollowersFollow
243FollowersFollow
138SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México