58.9 F
Redwood City
miércoles, febrero 8, 2023

Primo del cofundador de Black Lives Matter muere tras encuentro con policía de Los Ángeles

Keenan Anderson
Captura de pantalla del video distribuido en redes sociales.

Keenan Anderson, uno de los primos de la cofundadora del movimiento Black Lives Matter, murió el pasado 3 de enero, luego de que policías de la ciudad de Los Ángeles lo inmovilizaran y aplicaran sus taser ‒un arma de electrochoque que al ser usada sobre el cuerpo de una persona o animal la incapacita temporalmente‒ sobre él en repetidas ocasiones.

El primo de Patrisse Cullors, murió en un hospital de Santa Mónica de un paro cardíaco, según el Departamento de Policía de Los Ángeles ‒LAPD, por sus siglas en inglés‒.

La terrible acción contra Anderson, de 31 años, quien era maestro y padre, marcó la tercera muerte en lo que va del año en donde esta involucrado un oficial de la policía.

Las crudas imágenes de la cámara corporal de uno de los oficiales, publicadas por el propio LAPD, muestran a Anderson pidiendo ayuda, mientras este es inmovilizado.

De acuerdo con un comunicado de prensa, emitido por LAPD el pasado 6 de enero, el 3 de enero, alrededor de las 15:38 horas, un oficial de tránsito de la División de Tráfico Oeste fue detenido por una colisión de tránsito en el área de Venice Boulevard y Lincoln Boulevard en el área del Pacífico donde observó a un hombre quien luego fue identificado como Keenan Anderson, corriendo en medio de la calle y exhibiendo un comportamiento errático. 

El documento precisa que varios ciudadanos involucrados en la colisión de tráfico le hicieron señas a Anderson, indicando que él causó el accidente. 

«El oficial contactó a Anderson, habló con él y solicitó unidades adicionales para una investigación de DUI. Anderson inicialmente siguió las órdenes del oficial y se sentó en la esquina noreste de Venice y Lincoln Boulevard durante varios minutos mientras el oficial hablaba con él», subrayó.

Explicó además que cuando unidades adicionales llegaron a la escena, Anderson repentinamente intentó huir del lugar. Los oficiales lo persiguieron mientras Anderson corría hacia el este en medio de la calle en Venice Boulevard. Cuando los oficiales al fin pudieron acercarse, señalaron que este comenzó a resistirse, lo que resultó en el uso de la fuerza. 

LAPD destaca que los oficiales lucharon con Anderson durante varios minutos, utilizando un TASER, peso corporal, agarres firmes y bloqueos de articulaciones para superar su resistencia.

Posteriormente, abundó, Anderson fue esposado e inmovilizado de los tobillos. Poco después de que fuera detenido, el personal del Departamento de Bomberos de Los Ángeles ‒LAFD, por sus siglas en inglés‒ acudió al lugar y brindó asistencia médica para quitar del TASER. 

«Anderson fue transportado en una ambulancia de rescate a un hospital local en la ciudad de Santa Mónica. Mientras estaba en el hospital, Anderson sufrió un paro cardíaco y fue declarado muerto», dijo.

Agregó que un oficial recibió abrasiones menores en las manos durante el uso de la fuerza.

Por su parte, el jefe de policía Michel Moore dijo en una conferencia de prensa el miércoles que Anderson había cometido un delito grave de atropello y fuga en un accidente de tránsito y que este había intentado huir de la escena tratando de «subirse al automóvil de otra persona sin su permiso».

Las imágenes de las cámaras corporales muestran a Anderson intranquilo cuando llega la policía y le dice al primer oficial «alguien está tratando de matarme», aunque no aparece ninguna amenaza visible en la cámara.

Todo parecía ir bien, Anderson se sienta como se le indica, sin embargo, cuando otros elementos policiales llegan, este se levanta y corre hacia la calle mientras ignora las solicitudes de que se detenga.

Al ser alcanzado comienza a gritar «Por favor», «ayuda» y «¡me están tratando de George Floyd!», haciendo referencia al asesinato de un hombre afrodescendiente ocurrida en mayo de 2020 en Minneapolis, Minnesota, por un policía.

Fue en esos momentos que entró el uso del Taser. La pistola paralizante se usó inicialmente alrededor de 30 segundos después de que un oficial le advirtió varias veces que dejara de resistirse al arresto o lo iban a «electrocutar». Anderson accedió a calmarse, pero los oficiales volvieron a aplicar el Taser en varias ocasiones más, pese a que ya no había resistencia por parte de Anderson.

De acuerdo con un informe de toxicología producido por LAPD mostró que la sangre de Anderson dio positivo por cannabis y cocaína. 

Patrisse Cullors, cofundadora del movimiento Black Lives Matter, y quien dejó su puesto como directora ejecutiva la organización en mayo de 2021, publicó en su cuenta de Instagram una foto de su primo y señaló que él fue «asesinado por LAPD».

«Este es mi primo Keenan Anderson. Fue asesinado por la policía de Los Ángeles en Venice el 3 de enero de 2023. Mi primo era educador y trabajaba con niños de secundaria. Era profesor de inglés. LAPD ha matado a tres personas este año. Uno de ellos es un miembro de mi familia».

«Keenan merece estar vivo en este momento, su hijo merece ser criado por su padre. Keenan, lucharemos por ti y por todos nuestros seres queridos afectados por la violencia estatal. Te amo», escribió.

Con información de BBC y CNN.

Te puede interesar: Policía de Palo Alto investiga ataque a ciclista como delito de odio

Península 360 Press
Península 360 Presshttps://peninsula360press.com
Estudio de comunicación digital transcultural

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,011FollowersFollow
316FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US