53.5 F
Redwood City
sábado, noviembre 26, 2022

Las secoyas, hermosos seres milenarios en California

Rober Díaz. Península 360 Press.

Las secoyas viven a grandes altitudes, resisten los cambios más vertiginosos de clima sin perder tamaño o fuerza.

No son pocos los enigmas que nos arrojan estos árboles cuya existencia en la Tierra se calcula entre 2 000 y 3 000 años, además de llegar a más de 100 m de altura, la secuoya –Sequoia sempervirens o secoya de California– más alta que se conoce, se llama Hyperion y mide 115 m fue descubierta en el año 2006.

La secoya más longeva se ha calculado su edad en 3 mil 200 años; a pesar de eso, no es el árbol de mayor edad en la Tierra, pues se sabe que, en la provincia sueca de Dalarna, hay una pícea (Picea abies) de unos 9 mil 550 años; es decir, es un árbol que data de la Era Glacial.

Mediante una técnica denominada «dendrocronología» se puede saber la edad de los árboles, y consiste en estudiar los cambios ambientales de su pasado analizando los anillos de crecimiento anual de los árboles. En el caso de las secoyas, se cree que su longevidad está basada en un sistema vascular compartimentado, que permite que mientras unas partes del árbol mueran, las otras puedan mantenerse sanas y en vida.

Las secoyas viven a grandes altitudes, resisten los cambios más vertiginosos de clima sin perder tamaño o fuerza. Una de las secoyas más voluminosas que hay es «el presidente»; existe una mayor que esta, «el general Sherman»; se ha podido comprobar que, a pesar de su tamaño, siguen creciendo y se calcula que «el presidente» tiene un aproximado de dos millones de hojas. Crecen alto y desarrollan copas anchas porque eso les garantiza obtener más luz solar y lluvia con respecto a las demás.

Por su enorme tamaño, se han impuesto a su medio. Los ácidos tánicos y otras sustancias químicas que bañan el duramen y la corteza impiden que en sus troncos proliferen hongos que puedan enfermarlas. Su gruesa corteza es ignífuga, es decir, son resistentes al calor y el fuego. De hecho, los incendios las benefician, ya que acaban con sus competidores. A pesar de que el calor puede llegar a afectar a los ejemplares más viejos, debido a su fortaleza han podido mantenerse durante milenios y continúan creciendo.

A finales del siglo XIX se cortaron muchas secuoyas, pero su madera quebradiza hacia que los troncos al caer al suelo se rompieran, provocando que fuera poco redituable el enorme trabajo entre cortarlas y luego trasladar la madera que ya quebrada se volvía inservible.

Recientes investigaciones demuestran que, contrariamente a lo que se pensaba, los árboles, entre más viejos, menos madera producían. Las secoyas viven un proceso diferente: a mayor edad, más madera producen en su tronco y, por lo tanto, más ramas.

El investigador Steve Sillett y su equipo se dieron a la tarea de escalar al «presidente» en una investigación sin precedentes. El estudio fue parte de un proyecto más ambicioso llamado Redwoods and Climate Change Initiative (Iniciativa Cesoyas y Cambio Climático, en inglés). Midieron el tronco a diferentes alturas, sus las ramas, el nudo. Y con un taladro esterilizado, sacaron una muestra. Luego, analizaron las cifras de sus mediciones y eso los llevó a conlcuir que el «presidente» tiene 1 mil 530 metros cúbicos de madera y corteza. Y que su edad, ojo, es de, aproximadamente, 3 mil 200 años. Además, conserva una sana oxigenación a pesar de su edad.

Sillet declaró en una entrevista para National Geographic que: «Al cabo de media hora, se alcanzó la cima del “presidente” a 60 metros de altura. Vi de cerca los grandes nudos, la corteza lisa y violácea de las ramas menores. Todo a mi alrededor era árbol vivo. Miré hacia arriba, con vértigo, y aprecié las finas grietas de la madera seca y los canales de cámbium que discurrían entre el tronco y las ramas como un río de vida. Un lugar maravilloso, pensé. Y añadí: una criatura maravillosa».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
1,652FollowersFollow
279FollowersFollow
138SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México