Transporte del área de la Bahía recibiría estímulo de 975 mmdd por COVID-19

Pamela Cruz. Península 360 Press [P360P].

El estímulo por 900 mil millones de dólares, el cual fue recientemente aprobado por el Congreso de EE. UU. para ayudar a enfrentar la crisis por COVID-19, también incluye una compensación por 14 mil millones de dólares para los sistemas de transporte público en todo el país, de los cuales, se espera que alrededor de 975 millones se destinen al Área de la Bahía. 

Y es que las agencias de transporte público del Área de la Bahía habían advertido sobre posibles recortes de servicios y empleos después de que el coronavirus dejó severas afectaciones en sus presupuestos, lo cual se podría verse superado por el estímulo que los operadores de la región están preparados para recibir.

Sin embargo, aún se tiene una imagen poco clara de cuándo será que los viajeros regresarán a los autobuses, trenes y transbordadores en grandes cantidades, por lo que el futuro a largo plazo de la red de sistemas de tránsito que une el Área de la Bahía está lejos de ser seguro.

La portavoz del sistema de transporte BART, Alicia Trost, dijo que se trabajará en coordinación con la Comisión de Transporte Metropolitano –MTC, por sus siglas en inglés– para la distribución de los fondos, los cuales serán de gran ayuda para «evitar la necesidad de enviar avisos de despido por el momento».

Por su parte, el director de transporte de San Francisco y jefe del sistema Muni de la ciudad, Jeffrey Tumlin, señaló a través de su cuenta de Twitter que «los despidos masivos y más recortes de servicios están fuera de la mesa».

Por lo que ahora dependerá del MTC distribuir los fondos entre las aproximadamente dos docenas de agencias de transporte público de la región, un proceso que se espera que se desarrolle a principios de 2021.

Cabe señalar que el transporte público del país se ha enfrentado a una grave crisis en los meses transcurridos desde que los cierres generalizados sacaron a la mayoría de los pasajeros del tránsito, aunque los autobuses y trenes locales han seguido transportando a miles de trabajadores esenciales y a aquellos que no pueden o no pueden conducir.

BART ha estado entre los sistemas de transporte más vulnerables porque depende de las tarifas de pasajeros para obtener la mayor parte de su presupuesto. En tanto que los sistemas de autobuses han tenido una base relativamente más estable porque se financian principalmente con ingresos fiscales que se han mantenido sólidos, aunque también han perdido millones de dólares en ingresos de pasajeros.

Un primer paquete de ayuda federal en marzo 2020 reforzó las finanzas de las agencias de tránsito por un tiempo, pero a medida que la pandemia se prolongó y los fondos se agotaron, las agencias advirtieron sobre los recortes de empleos y servicios que conducirían a un mayor tráfico, más emisiones de vehículos y una recuperación económica paralizada si no llegaba la ayuda.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

943FansLike
1,632FollowersFollow
232FollowersFollow
124SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México