52 F
Redwood City
viernes, febrero 23, 2024
spot_img

Joven se pone las pilas y ayuda a salvaguardar la vida marina del Área de la Bahía

Chase Loveless Joven se pone las pilas y ayuda a salvaguardar la vida marina del Área de la Bahía
Chase Loveless estudia el tercer año en Stuart Hall High School ubicada en San Francisco, California, y a su corta edad ha logrado crear conciencia en su comunidad sobre el impacto ambiental de las baterías logrando así salvaguardar la vida marina del Área de la Bahía. Crédito: Rustic Pathways

Chase Loveless estudia el tercer año en Stuart Hall High School ubicada en San Francisco, California, y a su corta edad ha logrado crear conciencia en su comunidad sobre el impacto ambiental de las baterías logrando así salvaguardar la vida marina del Área de la Bahía.

Su pasión por la sostenibilidad llevó a Chase a organizar con éxito una campaña de recolección de baterías dentro de su comunidad K-12, reuniendo más de 70 libras de baterías usadas, equivalente a más de mil baterías AA individuales. 

El proyecto no sólo evitó posibles daños a la Bahía, sino que también demostró el impacto tangible de las iniciativas juveniles locales.

“San Francisco está rodeado de agua y la bahía es una parte integral de mi comunidad. La vida marina que prospera en la bahía está expuesta a productos químicos tóxicos al deshacerse ilegalmente de productos nocivos, más comúnmente baterías. Mi proyecto tenía como objetivo crear conciencia sobre la toxicidad de las baterías y su impacto negativo en el medio ambiente”, señaló el joven perteneciente al programa Climate Leader Fellowship.

Chase contó que hizo una lluvia de ideas sobre cómo podría contribuir a proteger el Área de la Bahía, y decidió que realizaría una colección de baterías usadas en toda su comunidad K-12.

Una vez que terminó la recolección, dijo, desechó adecuadamente las baterías en una empresa de reciclaje local llamada Recology. “Recogí más de 70 libras de baterías que podrían haber llegado al Océano Pacífico si no se hubieran eliminado adecuadamente”.

Una vez que Chase Loveless terminó la recolección, dijo, desechó adecuadamente las baterías en una empresa de reciclaje local llamada Recology. “Recogí más de 70 libras de baterías que podrían haber llegado al Océano Pacífico si no se hubieran eliminado adecuadamente”. Crédito: Rustic Pathways

Pero no todo fue fácil, pues de acuerdo con Loveless, el mayor desafío que tuvo que afrontar fue conectase con su comunidad para que otros conocieran su proyecto. 

“Creé una página de redes sociales donde publiqué información vital sobre el proyecto, con actualizaciones y publicaciones informativas que educaban sobre los químicos tóxicos que se encuentran en las baterías y los efectos que tienen en el medio ambiente. Además, publiqué otra diapositiva informativa que se proyectaba diariamente en las pantallas de televisión de nuestra escuela”, contó.

“Esto permitió que se conectaran más estudiantes que no están presentes en las redes sociales. Esto me ayudó a maximizar la cantidad de baterías que recogíamos de hogares repartidos por San Francisco. Las baterías que se recolectaron fueron un testimonio de cómo nuestra comunidad puede unirse para ayudar a detener el cambio climático”.

Chase Loveless logró su objetivo a través de Climate Leaders Fellowship (Beca de Líderes Climáticos), un programa de liderazgo proporcionado por Rustic Pathways, el cual, dijo, le ayudó a darse cuenta de que es una persona que puede generar cambios, incluso si el desafío parece desalentador. 

“Estoy muy orgulloso de que todos se unan para deshacerse de este artículo doméstico común. Las 70 libras de baterías que recolectamos equivalen a más de mil baterías AA individuales. Se trata de una inmensa cantidad de baterías que podrían haber afectado mi entorno, y estoy orgulloso de cómo utilicé mi comunidad unida para provocar el cambio”.

La Beca de Líderes Climáticos es un programa de enriquecimiento para adolescentes que lleva a los estudiantes de secundaria a investigar los efectos del cambio climático en sus propias comunidades y a encontrar formas de combatir el problema a nivel local.

El programa de voluntariado virtual se ofrece en colaboración entre el Laboratorio de Democracia Deliberativa de la Universidad de Stanford y la Fundación Rustic Pathways. 

Los estudiantes pueden inscribirse en la Beca de Líderes Climáticos en la siguiente liga, https://rusticpathways.com/young-climate-leaders-fellowship, el programa acepta solicitudes hasta el 4 de febrero.

Te puede interesar: Árboles y parques añaden longevidad a las comunidades más vulnerables

Pamela Cruz
Pamela Cruz
Jefa de Redacción de Península 360 Press. Comunicóloga de profesión, pero periodista y escritora por convicción, con más de 10 años de experiencia en medios. Especializada en periodismo médico y científico por Harvard y ganadora de la beca International Visitors Leadership Program del gobierno de EE. UU.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
2,114FollowersFollow
607FollowersFollow
241SubscribersSubscribe

Últimos artículos

en_US