70.2 F
Redwood City
martes, agosto 9, 2022

Laboratorio de Virología de Stanford lanza prueba de diagnóstico para viruela símica

prueba de diagnóstico para la viruela símica

El Laboratorio de Virología Clínica de Stanford Medicine lanzó hoy una prueba de diagnóstico para la viruela símica, virus que ha sido identificado en 42 países y varios estados de EE. UU., incluido California. 

La prueba acelerará los diagnósticos precisos e informará los esfuerzos de salud pública destinados a detener la propagación del virus.

Stanford Medicine se encuentra entre los primeros centros médicos académicos del país en ofrecer la prueba a los pacientes, misma que también está disponible para los centros médicos cercanos.

Aunque la enfermedad normalmente se encuentra solo en África, o en personas que han viajado recientemente a África, la Organización Mundial de la Salud informó que más de 2 mil 100 personas en 42 países han sido diagnosticadas con viruela símica hasta el 15 de junio, casi todas durante los últimos dos meses. 

Hasta el 17 de junio, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ‒CDC, por sus siglas en inglés‒ informaron de 24 casos confirmados de viruela del mono en California.

El virus de la viruela del simio se transmite mucho menos fácilmente que aquel que causa el COVID-19, pues de acuerdo con los CDC, la amenaza para la población general de los EE. UU. se considera baja y no está relacionado con el que causa la varicela, aunque los médicos que sospechan que el sarpullido de un paciente puede ser viruela símica pueden ordenar pruebas para descartar varicela y herpes.

«No esperamos que la cantidad de pruebas positivas de viruela símica se acerque a la cantidad de positivos de SARS-CoV-2 que hemos visto durante la pandemia de COVID-19», dijo el doctor Benjamin Pinsky, profesor asociado de patología y de enfermedades infecciosas en Stanford Medicine. «Pero es importante tener esta prueba disponible para los médicos y sus pacientes para guiar su atención y ayudar en los esfuerzos de vigilancia y prevención de la salud pública».

Actualmente, las muestras de los casos sospechosos se envían primero a una red de laboratorios gubernamentales y de salud pública que forman parte de la Red de Respuesta de Laboratorio de los CDC, y los que dan positivo se envían para otra ronda de pruebas para confirmar el diagnóstico.

Sin embargo, los expertos han advertido que este sistema de dos pasos para el diagnóstico es engorroso y no brinda a los médicos ni a los expertos en salud pública la información oportuna que necesitan para atender a los pacientes y bloquear la transmisión del virus. Una prueba interna agilizará el proceso, dijo Pinsky.

«Los médicos pueden solicitar la prueba a través de los registros médicos electrónicos como lo harían con cualquier otra prueba de diagnóstico de nuestro laboratorio. Esperamos un tiempo de respuesta de aproximadamente 24 a 48 horas, por lo que los médicos tendrán los resultados que necesitan para brindar la atención adecuada a sus pacientes», subrayó el especialista.

El virus de la viruela símica es un miembro de la familia de virus Orthopox. Otros miembros de la familia incluyen los virus que causan la viruela y la viruela bovina.

A diferencia del virus que causa el COVID-19, la viruela del simio no es nueva, pues esta se identificó en monos de investigación en Dinamarca en 1958, y el primer caso humano se identificó en 1970. 

El virus generalmente se encuentra en África, y hasta ahora se pensaba que se transmitía principalmente a los humanos después del contacto con animales infectados, como roedores y monos, viviendo en ambientes tropicales. 

Sin embargo, fue descubierto que la enfermedad se puede transmitir de persona a persona a través del contacto cercano con la piel, a través de gotitas respiratorias grandes y al tocar la ropa de cama o las toallas de una persona infectada. Pero hasta mayo, la transmisión de persona a persona era relativamente poco frecuente.

Las personas con viruela símica suelen tener un sarpullido característico que aparece de uno a tres días después de experimentar fiebre, dolores musculares y de cabeza, ganglios linfáticos inflamados y agotamiento. 

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 3 al 6 por ciento de las personas infectadas han muerto en los años anteriores a este brote. Hasta ahora se ha informado un deceso en el brote actual.

La prueba de Stanford Medicine es similar a la que lanzó el laboratorio de Pinsky a principios de marzo de 2020 al comienzo de la pandemia de coronavirus. Las muestras del paciente ‒hisopos nasales o de garganta en el caso de COVID-19 o hisopos de las lesiones características que se forman en la piel de las personas con viruela símica‒ se mezclan con fragmentos cortos de ADN que se adhieren a un tramo específico de material genético viral presentes en la muestra. 

La mezcla se coloca en una máquina PCR ‒reacción en cadena de la polimerasa‒ que amplifica y detecta la presencia del virus.

«Queremos estar preparados en caso de que estos pacientes vengan a nuestros hospitales y clínicas», dijo Pinsky. «La disponibilidad de esta prueba nos ayuda a brindar rápidamente la atención adecuada y facilita la identificación rápida de contactos cercanos que pueden estar en riesgo de contraer esta infección. Estoy mucho más seguro que con COVID-19 de que podemos controlar este brote, pero también me preocupa y quiero que estemos preparados».

Te puede interesar: Viruela símica, expertos informan sobre la enfermedad que ha cobrado relevancia en EE. UU.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mantente conectado

951FansLike
1,652FollowersFollow
246FollowersFollow
138SubscribersSubscribe

Últimos artículos

Español de México